viernes, septiembre 12, 2014

Raritan Express

Vida son los gritos de mi hija a la mañana,
sus ojos congestionados por el vapor del baño,
sus manitas aferrando un pato de goma,
las piernas enroscándose en mí, amarrándome.

Vida es su boca gritando "papá",
aun bizqueando, aun no reconociéndome.

Sus deditos en mi boca gritan amor, padre, dios mío,
al compás del corazón que late desbocado en su presencia.

Vida son mis ojos en sus ojos.
Vida es su boca en mi boca.
Vida es su sola presencia
su sola presencia rubia
su sola presencia rubia de ojos azules.

Su única mirada asesina mis sentidos.



lunes, mayo 26, 2014

Resultados de PODEMOS en el Área Metropolitana de Granada



Más del 10% del total en Nívar, Cenes de la Vega y Huétor Vega.
Menos del 3,5% del total en Láchar, Dudar y Güéjar Sierra.

En breve subiré el mapa con el voto combinado PODEMOS+IU+PRIMAVERA EUROPEA.

lunes, mayo 12, 2014

Efeméride


Es tras la captura cuando el pez,
ahíto de aire, pleno de muerte,
boquea, boquea y vive
por una última vez,
saltando en su desesperación 
hacia una libertad que no llega. .

Y, sin embargo, 
es ese postrer brinco
la única posible ruta
hacia el agua salvadora,
la costa que rejuvenece,
el litoral vivificador. 

Qué difícil para un pez apresado
que da saltos en una cesta
devenir en ave fénix
al contacto de la playa amarga. 

viernes, abril 18, 2014

El día de Pentecostés

Eras una bola blanca y con dientes al poco de nacer,
algarabía perpetua de arañazos, maullidos, saltos y cabriolas,
reflejado en tus pupilas azules
hasta el mínimo movimiento del insecto más minúsculo del más breve rincón.

Y, breve como eras,
abrías las fauces como tigre en Bengala, hambriento, carcajeante;
maullabas como si el mañana no existiera;
hincabas las uñas en el suelo calcáreo con insistencia monótona.

Lo impregnabas todo con tu luz de bebé peludo y cuadrúpedo,
ahora me doy cuenta.

Dormías abrazado a mí, hacías de mi pierna
almohada perpetua y pijama. Y yo,
henchido de orgullo,
les decía a todos: "ahí está mi gato,
es mi gato, es mío".

Siempre quise tener un animal de compañía,
un algo inquieto
que me devorara,
un ser animado sociable amoroso saciado
al que abrazar en noches de incertidumbre,
al que culpar de todos los males.
Un alguien incierto al que besar en la nuca
cuando los nudillos quedaran blancos de rabia.

Quizás,
una tabla de salvación que no pudiera
responderme,
ni afearme la conducta.

Tú eras perfecto en tu anatómica felinidad,
pequeño gato nacarado
de ojos color cielo, boca rosácea, entrañas corruptas.

Y yo era perfecto en contacto contigo
y la salvaje mezcla de tus genes,
con tu ronquido cada madrugada, enhebrado en suspiros.

Echarte de menos
es un agravio para lo que mereces,
maldito-bendito salvavidas,
tesoro vestido de pelaje,
hermoso como tu sombra.

Hermoso como solo tu sombra.

miércoles, enero 01, 2014

Carta a los Tesalonicenses




Existe, yo lo he atisbado,
en noches de dolor inmenso plegado en mi pecho:
es un gato del color pardo que tienen
las tisanas de Sábado Santo,
los Maitines en cualquier lugar obsceno,
la aquilatada levedad de la madrugada
o el fatuo deseo de los besos no entregados.

Hay mil plañideras que marchitan mi gozo
con sus suspiros mal llevados. Son
(porque lo son)
rameras de bajísima estofa
que murmuran
sandeces, lindezas, enigmas lejanos
de oscuridad y muerte.

Huelen a azufre, sangre, sal y humo.
Huelen como el mismísimo pelasgo que desangró a Medusa
con brazos desnudos, descubierto pecho
y cicatrices trocando en nada su alma incorrupta.

Son insomnes como la dicha o como el desvelo del condenado.

Están ausentes como el padre ante el paredón.

Existe, yo lo he atisbado,
con manos enguantadas de luto eterno:
es un gato del color pardo que tienen
la muerte, la deshonra, el qué dirán,
la desdicha, la fatiga, el homicidio,
el desdén de una hermana que te descubre ajeno
o el tenebroso murmullo de la mala suerte.






LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...