viernes, abril 18, 2014

El día de Pentecostés

Eras una bola blanca y con dientes al poco de nacer,
algarabía perpetua de arañazos, maullidos, saltos y cabriolas,
reflejado en tus pupilas azules
hasta el mínimo movimiento del insecto más minúsculo del más breve rincón.

Y, breve como eras,
abrías las fauces como tigre en Bengala, hambriento, carcajeante;
maullabas como si el mañana no existiera;
hincabas las uñas en el suelo calcáreo con insistencia monótona.

Lo impregnabas todo con tu luz de bebé peludo y cuadrúpedo,
ahora me doy cuenta.

Dormías abrazado a mí, hacías de mi pierna
almohada perpetua y pijama. Y yo,
henchido de orgullo,
les decía a todos: "ahí está mi gato,
es mi gato, es mío".

Siempre quise tener un animal de compañía,
un algo inquieto
que me devorara,
un ser animado sociable amoroso saciado
al que abrazar en noches de incertidumbre,
al que culpar de todos los males.
Un alguien incierto al que besar en la nuca
cuando los nudillos quedaran blancos de rabia.

Quizás,
una tabla de salvación que no pudiera
responderme,
ni afearme la conducta.

Tú eras perfecto en tu anatómica felinidad,
pequeño gato nacarado
de ojos color cielo, boca rosácea, entrañas corruptas.

Y yo era perfecto en contacto contigo
y la salvaje mezcla de tus genes,
con tu ronquido cada madrugada, enhebrado en suspiros.

Echarte de menos
es un agravio para lo que mereces,
maldito-bendito salvavidas,
tesoro vestido de pelaje,
hermoso como tu sombra.

Hermoso como solo tu sombra.

miércoles, enero 01, 2014

Carta a los Tesalonicenses




Existe, yo lo he atisbado,
en noches de dolor inmenso plegado en mi pecho:
es un gato del color pardo que tienen
las tisanas de Sábado Santo,
los Maitines en cualquier lugar obsceno,
la aquilatada levedad de la madrugada
o el fatuo deseo de los besos no entregados.

Hay mil plañideras que marchitan mi gozo
con sus suspiros mal llevados. Son
(porque lo son)
rameras de bajísima estofa
que murmuran
sandeces, lindezas, enigmas lejanos
de oscuridad y muerte.

Huelen a azufre, sangre, sal y humo.
Huelen como el mismísimo pelasgo que desangró a Medusa
con brazos desnudos, descubierto pecho
y cicatrices trocando en nada su alma incorrupta.

Son insomnes como la dicha o como el desvelo del condenado.

Están ausentes como el padre ante el paredón.

Existe, yo lo he atisbado,
con manos enguantadas de luto eterno:
es un gato del color pardo que tienen
la muerte, la deshonra, el qué dirán,
la desdicha, la fatiga, el homicidio,
el desdén de una hermana que te descubre ajeno
o el tenebroso murmullo de la mala suerte.






miércoles, diciembre 11, 2013

Vergüenza nacional

Las declaraciones de nuestro presidente del gobierno en relación con el funeral de estado de Nelson Mandela dejan bien claras la catadura moral, la falta de empatía y sensibilidad, la torpeza a la hora de dirigirse a los medios, la incultura y la estupidez de gran parte de la clase política española. Tras Adolfo Suárez, nos han dirigido un cuidador de bonsais, un megalómano sociópata, un tonto cargado de buenas intenciones pero sin pizca de sentido común y un tonto inútil que no sabe ni a lo que juega. Es tan, tan deprimente escuchar a nuestro representante ante el mundo hacer alusiones a la Copa del Mundo ganada por España cuando todavía está de cuerpo presente una de las figuras fundamentales en la historia del Siglo XX que dan ganas de echarse a llorar. ¿Esto es España? ¿Estos individuos sin alma, corazón ni cabeza son los que nos gobiernan? ¿Qué imagen de pueblo tercermundista a nivel emocional e intelectual estamos dando al resto del mundo? ¿De verdad no podemos aspirar a algo más que a ser el hazmerreír de Occidente?

martes, noviembre 05, 2013

De las guerras



La estupidez del ser humano no tiene límites. Paraguay vivió a mediados del siglo XIX la mayor de las pesadillas, seguramente el caso más extremo, junto con la Camboya de Pol Pot, de exterminio de una nación en su conjunto. Es más complejo que todo esto, y no quiero politizarlo hasta el punto de que se me acuse de ponerme del supuesto lado "anti-imperialista" (el paraguayo), así que lo resumiré mucho: después de intentar ayudar a una de las dos facciones que se enfrentaban en una guerra civil en Uruguay, los gobernantes paraguayos no tuvieron otra ocurrencia que atacar a Brasil (a través del Mato Grosso) y a Argentina (por Corrientes). La Guerra de la Triple Alianza enfrentó, pues, a los paraguayos contra una coalición formada por uruguayos, brasileños y argentinos que casi borró de la faz de la tierra al país cuya actual capital es Asunción. Murieron más de tres cuartas partes de los paraguayos, y el porcentaje fue mucho mayor si hacemos referencia solo a los varones adultos (se habla de más del 90%). La situación de devastación fue tal que la poligamia fue permitida de facto durante años para intentar salvar el país del despoblamiento (historiadores paraguayos hacen referencia a que había 10 mujeres por cada hombre, aunque estudios más concienzudos hablan más bien de una proporción de 3 a 1). Paraguay, de hecho, estuvo a punto de desaparecer como nación independiente; si no lo hizo fue, en parte, porque Brasil y Argentina no tenían claro cómo repartirse el territorio (prefiriendo dejar un gobierno títere paraguayo al frente), pero también por la actitud colombiana, que se negaba a la desaparición del Paraguay, llegando a ofrecer la ciudadanía colombiana a los paraguayos "en caso de que su país desapareciera".

Alguien pensaría, y con razón, que después de estar al borde del exterminio como pueblo, los futuros gobernantes paraguayos se convertirían en adalides de la paz. Cualquiera que repase la historia paraguaya desde 1865, fecha en que terminó la Guerra de la Triple Alianza (o Guerra Grande, para los paraguayos), se dará cuenta de que no. Levantamientos militares, guerras civiles e incluso una cruenta guerra contra Bolivia, la Guerra del Chaco, han ensangrentado el territorio paraguayo desde entonces.

¿Es el ser humano tan estúpido como nos parece decir la experiencia paraguaya? ¿Acaso la Segunda Guerra Mundial no fue planificada por los hombres que décadas antes se arracimaban en las trincheras de la Primera viendo morir a sus compañeros?

Os dejo con una interesante reflexión de Smedley Butler, el militar más condecorado de la historia de las fuerzas armadas estadounidenses, autor de "La guerra es un latrocinio" (1935):

"He servido durante 30 años y cuatro meses en las unidades más combativas de las Fuerzas Armadas estadounidenses: en la Infantería de Marina. Tengo el sentimiento de haber actuado durante todo ese tiempo de bandido altamente calificado al servicio de las grandes empresas de Wall Street y sus banqueros. En una palabra, he sido un pandillero al servicio del capitalismo. De tal manera, en 1914 afirmé la seguridad de los intereses petroleros en México, Tampico en particular. Contribuí a transformar a Cuba en un país donde la gente del National City Bank podía birlar tranquilamente los beneficios. Participé en la "limpieza" de Nicaragua, de 1902 a 1912, por cuenta de la firma bancaria internacional Brown Brothers Harriman. En 1916, por cuenta de los grandes azucareros norteamericanos, aporté a la República Dominicana la "civilización". En 1923 "enderecé" los asuntos en Honduras en interés de las compañías fruteras norteamericanas. En 1927, en China, afiancé los intereses de la Standard Oil. (...)

Fui premiado con honores, medallas y ascensos. Pero cuando miro hacia atrás considero que podría haber dado algunas sugerencias a Al Capone. Él, como gángster, operó en tres distritos de una ciudad. Yo, como Marine, operé en tres continentes. El problema es que cuando el dólar americano gana apenas el seis por ciento, aquí se ponen impacientes y van al extranjero para ganarse el ciento por ciento. La bandera sigue al dólar y los soldados siguen a la bandera."


lunes, agosto 19, 2013

TOP 5 JULIO 2013


LA PRINCESA PROMETIDA, 7.25
THE LOVELY BONES, 6.00
OCÉANOS DE FUEGO (HIDALGO), 6.00
EXAMEN, 5.75
ALFIE, 5.75

Vaya mesecito, vaya mesecito...

lunes, julio 01, 2013

TOP 5 JUNIO 2013


LA VERSIÓN BROWNING, 8.00
HAMLET, EL HONOR DE LA VENGANZA, 7.25
EL HOMBRE DE MACKINTOSH, 6.00
LOS IMPOSTORES, 5.50
RUBIA, SEXY, ALTA, 5.00

Vaya mes. Pero bueno, quedémonos con la estupenda versión que hizo Mike Figgis de la obra teatral homónima. Por quedarnos con algo, claro.

martes, junio 11, 2013

TOP 5 MAYO


LA HUELLA, 8.25
MONSIEUR BATIGNOLE, 6.50
EL JUGADOR, 6.25
CORREDOR DE FONDO, 5.50
EL CLUB DE LOS POETAS MUERTOS, 5.25

Muy pocas películas vistas el mes pasado. Lo normal teniendo en cuenta que nació mi hija el día 24 de mayo, ¿verdad? Y, de las vistas, muy pocas a destacar, excepción hecha por LA HUELLA, una maravilla de Mankiewicz con un duelo interpretativo soberbio entre Laurence Olivier y Michael Caine. (Sí, ya sé que la había puesto en abril, pero la revisité de nuevo a principios de mayo y le subí la nota. Lo merece)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...