miércoles, septiembre 06, 2006

La cólera de Dios

Yo soy Aguirre, la cólera de Dios, etcétera, etcétera.

Llevaba mucho tiempo queriendo ver esa película y, para ser sincero, me ha decepcionado. A ver: me ha encantado, sobre todo la última escena, que me parece soberbia, pero supongo que yo esperaba ver algo más fidedigno. Lope de Aguirre siempre ha sido uno de mis "fetiches" junto con la isla (o islas) Pitcairn (incluyendo el Bounty), el barroco andaluz (soberbia Priego de Córdoba), los cigarrillos Lark y su extraño filtro o las canciones españolas que hablan de Jack el Destripador. Me explico: cosas estúpidas que no interesan a nadie pero de las cuales puedo hablar un buen rato. Demasiado rato, me temo.

Supongo que todos tenemos un tema, sea cual sea, por el que sentimos debilidad. Aunque también supongo (y ya es mucho suponer) que no me sentiría cómodo en una convención de apasionados de cualquiera de esos temas. De hecho, creo que huiría.

Entonces, ¿por qué me gustan las Hispacones?

Me voy a lo fácil: porque he estado en tres (Getafe, Cádiz y Vigo) y en las tres me lo he pasado como un enano.

Pero ahora quiero saber vuestra opinión, claro. Si no, no abro el post. Según vuestra situación personal:

1) ¿Por qué te gustan las hispacones?
2) ¿Por qué quieres asistir a una hispacón?
3) ¿Por qué no asistirías a una hispacón ni aunque te pusieran una pistola en la sien?

Termino este estúpido comentario del día con algo que me acaba de venir a la cabeza. Entrevistando a Enrique Bunbury en los primeros años de esta década, el periodista le hizo la pregunta que era, por entonces, del millón: "¿Volverán los Héroes del Silencio?". Bunbury, como persona, me cae bastante mal. Reconozco que tiene cierta genialidad repulsiva, y su música no me disgusta, pero la respuesta fue inmejorable: "No lo descarto. Si hubiera un levantamiento militar y el dictador de turno me pusiera una pistola en la cabeza y me dijera que tenemos que volver, creo que con seguridad volveríamos".

Ya os digo: inmejorable.

Mañana me voy a la playa, que es el cumpleaños de mi hermana y quiero estar con ella. Sentimental que es uno...

12 comentarios:

Juan Antonio Fdez Madrigal dijo...

Parecen las preguntas que les hacen a las misses para demostrar que no van a ser misses sólo por su belleza, faltaría más (!). ¿Qué opinas de Rusia como país? :-)

1) No sé si me gustan las Hispacones. Soy demasiado tímido como para que me gusten las aglomeraciones de gentes (más de 3 o 4, me refiero).

2) Para conoceros, leñe, que llevamos ya demasiado tiempo sólo con internete y eso reblandece las neuronas :-)

3) Porque no me gusta estar hablando de lo mismo todo el tiempo (bueno sí, en demótico siempre repito las mismas cosas, pero eso es distinto), porque la mitad de las charlas ni me van ni me vienen, porque suelen estar muy lejos y porque no vaya a ser que después de conoceros no nos caigamos bien y estropeemos esta linda amistad :-)

Violante dijo...

Nunca he ido a una HispaCón :S

Zapardiel dijo...

Bueno, tus temas predilectos son peculiares, pero al menos no estás obsesionado con las ginoides de Bellmer como yo. Agggg (sí, lo siento, estoy babeando en tu blog).

Y en cuanto a tus preguntas...

En fins, no sabría decirte a ciencia cierta si las Hispacones me gustan porque nunca he estado en ninguna. Eso es algo significativo porque desde hace años voy a Asturcones, cenas de Navidad, tertulias, kedadas y a la Septentrión de este año. El fandom me tiene bastante vista.

El que no haya ido a ninguna no se debe a que no me gusten las aglomeraciones (las disfruto, de hecho). Los problemas que les veo basicamente son dos: el precio y la ausencia de alternativas lúdicas en algunos programas.

Lo primero es sencillo, el mes pasado dejé el trabajo así que tengo que moderar gastos. Al fin y al cabo soy una miserable estudiante. Para ir a una Hispacón habría que pagar la inscripción, la cena, hotel, transporte y comidas. Bastante dinero, sí. Las Asturcones sin embargo nunca me han salido muy caras (la organización pacta con hoteles para conseguir descuentos y no hay cuota de inscripción), y la Septentrión duró un par de días, aproveché una visita relámpago al Norte.

Además, visto el desastre organizativo de la Hispacón de Vigo del año pasado... me temo que esas cosas desincentivan. Y mucho.

Por el momento no voy a pasarme por ninguna. Al menos hasta que tenga mucho presupuesto disponible y dejen de salirme alternativas interesantes (es que me paso el día dando vueltas, después de los exámenes me voy a Roma).

Hala, ya me he liado otra vez. Respondido quedas :p

abel dijo...

Yo quiero decir que has hecho bien en poner otro blog, porque después de las amenazas de muerte es mejor salir pitando. Espero que en este seas respetuoso con el medio o iremos a por ti.

Alfredo Álamo dijo...

A parte de que formo parte de la junta y no me quedan más co... digooo, es que las Hispacones son muy divertidas. Hasta cuando salen rematadamente mal como la de Vigo. La gente es fantástica, de verdad.
También hay que tener en cuenta que nosotros, los de provincias, tenemos más complicado el contacto con editores, dibujantes y otros escritores durante el año. La Hispacon es un marco donde trabajar y pasarlo bien.
Y si no cerramos un after al que nos ha llevado una extranjera borracha a las cinco de la mañana, pues no hay feeling.

Pily B. dijo...

Jeje, yo voy a las Hispacones básicamente porque;

a)soy algo masoquilla. :-P

b)si no, no hay forma de ver a gente a la que aprecio muchísimo.

c)aún no estoy lo suficientemente rallada como para pensar que siempre se dice y hace lo mismo. XDDDDD

Lástima que este año, las circunstancias tampoco me dejen acudir. :-(

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Juan Antonio: sí que parecen las preguntas de las misses, jajajaja. :P

1) A mí me encantan. Soy muy tímido y así puedo "desaparecer" mejor. En una reunión de 3 o 4 es imposible. Aunque a veces lo consigo, por cierto.

2) ¡Apoyo la moción!

3) Bah, yo siempre me he llevado bien con la gente que ya me caía bien de internet. De hecho, a Charlotte hasta me la ligué (sí, nos conocimos por internet, toma dato)

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Violante: no funciona así, tienes que contestar la pregunta... hum... me parece que es la tres.

Imagínate que te enfoco con un flexo y, con voz de American Dad, te pregunto:

-¿Por qué no quieres ir a una Hispacón?

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Zapardiel, es que las ginoides son las ginoides. Aunque hay algunas que me tienen muy rallado, en especial las de Ghost in the shell. Raras.

Con respecto a ti y a las hispacones... al final nos veremos en alguna. Puede que no este año, pero ¿y para el año siguiente? ¿O al otro?

Seguro que al final alguna te queda cerca y te acabas pasando. Y disfrutando como una enana (perdón, ¡como una bruja!)

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Abel: tú céntrate en el concurso de la reina de las fiestas, anda. :P

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Alfredo, para variar, y ya me estoy asustando, estoy de acuerdo contigo. Son muy divertidas, la gente es fantástica y, qué coño, para los que no somos madrileños o barceloneses es una oportunidad irrepetible de "estar dentro".

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Pily, siento que no vayas este año tampoco. En Getafe no te conocía (aunque te vi, vaya que si te vi: estabas hablando con Raúl Gonzálvez, te fuiste y le pregunté: "oye, tú, con lo pequeñajo y feo que eres, ¿cómo conoces a esa pelirroja?".

No, no, Raúl, si lees esto, que sabes que te quiero, que eres como el hermano que nunca tuve. :D

Te echaremos de menos una hispacón más, Pily. Y hablo totalmente en serio.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...