viernes, septiembre 08, 2006

Miedo y asco en el fandom

Y que me perdone Terry Gilliam.

Hace poco ese monstruo de las letras (al menos a mí me lo parece) que es Juan Antonio Fernández Madrigal, en privado, me recordaba que fue precisamente Pily B., la jovencita más encantadora del internet friqui (y de la realidad friqui, con permiso de Charlotte, Zapardiel, Violante y Francesita entre otras), la única que, públicamente, había gritado bien alto y bien claro aquello de "Yo paso de esos malos rollos".

Hoy estoy en plan pesimista, y yo también lo voy a decir bien alto y bien claro: somos patéticos. Todos, el primero yo, que voy y abro un blog con un nombre tan estúpido, aunque sea un homenaje a una película que no ha visto nadie. Si al menos se hubiera llamado "Soy el rey del mundo", "Yo he visto cosas" o "Tócala otra vez, Sam"...

¿No podríamos ser todos Pily B.? Ahí queda eso, una película titulada "Cómo ser Pily B.", aunque no la dirija Spike Jonze, no sería tan mala idea. Aunque no salgan lesbianas. Aunque no salga John Malkovich. Lo único que haría falta es una miríada de friquis gritando muy alto y muy claro eso de "Yo paso de esos malos rollos".

---

En otro orden de cosas, y ya que el Pisuerga pasa por Valladolid y Reyes ha fichado por el Real Madriz, tengo en lista de espera dos películas que tengo mucho miedo de ver. La primera, precisamente de Terry Gilliam: Brazil. La segunda, vaya por Dios, del friqui por antonomasia del cine aparte de Cronenberg, David Lynch: Mulholland Drive. La última que vi de Gilliam fue, por enésima vez, "Doce monos", una de esas películas fetiche que todos tenemos. La anterior fue "El secreto de los hermanos Grimm", un pastiche insufrible (como casi todos los pastiches para mí) que me indujo más de una vez al suicidio. ¿Qué es Brazil? ¿Más Grimm que Mono o más Mono que Grimm?

De Lynch mi película favorita, por cierto, es "Una historia verdadera", lo cual, me temo, viene a significar una cosa: que realmente no me gusta Lynch.

---

Para terminar, mañana creo que iré a un concierto. Son las fiestas del barrio granadino de El Zaidín. El Zaidín es el barrio más poblado de la capital granadina, creo que anda por los 60.000 habitantes, es un barrio de caracter obrero que, por cierto, últimamente se ha convertido en un crisol de culturas debido a la inmigración (las colonias colombiana, ecuatoriana, senegalesa y marroquí ya son legiones, lo cual le da un puntito étnico muy chulo, por lo menos para mí que ya no vivo allí, aunque allí nací, que todo hay que decirlo). Sus fiestas, que son siempre a mediados de septiembre, son las segundas más importantes, no me duele decirlo, de Granada, sólo por debajo de las del Corpus, y por encima, en mi opinión, a las de La Cruz de Mayo, San Cecilio, la Virgen de las Angustias o la Semana Santa.

Vale, me he pasado.

Las Fiestas del Zaidín son más populares, más de ir a pillarse una cogorza en la caseta del PP o de Izquierda Unida, montarse en la noria recitando a Panero, pelearse con un patriarca gitano en la cola de una hamburguesería portatil de medio pelo, entrar en la caseta de los Scouts de Granada tarareando La Internacional cogido del brazo del subsecretario de Nuevas Generaciones. Ese tipo de cosas. También, y eso es lo más llamativo para gente de mal vivir como yo, es que, dentro de ella, de la Fiesta en general, se encuentra el Festival de música (imaginaos lo de la Asturcón y la Semana Negra, por poner un ejemplo, y os haréis una idea bastante precisa). El Festival es el más importante, a nivel de música popular, que hay en la capital. Durante unos años vivió a la sombra del Espárrago Rock, más dicharachero y punkarra, pero hoy por hoy es una cita obligada para jóvenes y no tan jóvenes a los que le guste la buena música. El año pasado hubo un concierto de órdago: una velada de música pop-rock genuinamente granadina en la que actuaron Miguel Ríos, Lagartija Nick, Lori Meyers y José Ignacio Lapido (ex de 091) entre otros. Faltaron, como casi siempre, Los Planetas, y el órdago habría sido completo.

El festival del Zaidín ha tenido momentos memorables en los últimos años. Por ejemplo, ese tándem Los Enemigos-Tahures Zurdos que casi se va a pique porque el cantante de los primeros iba borracho y los segundos no llegaban a tiempo. O los Terrorvision de los buenos tiempos (por decir algo) afilando sus guitarras ante 20000 personas. Los Def Con Dos desafinando, Amaral cantando "La noche que la luna salió tarde" de los 091 mientras treinta mil personas tarareaban esa canción inolvidable de la mejor banda de la historia del pop español (lo siento, no soy objetivo).

Este año, que yo recuerde, es el que peor cartel ha tenido en los últimos, como mínimo, diez años. Ahora mismo, si no me falla la memoria, estarán tocando los Celtas Cortos. Por mucho que Jesús Cifuentes haya vuelto a la formación (o eso me han dicho, no pienso comprobarlo en san google), no hay ninguna razón para que yo quiera ir a verlos: mi ex novia me dejó durante un concierto suyo, hará ya más de cuatro años y durante las Fiestas del PCE del año 2002. Es un mal recuerdo como otro cualquiera, y quiere la casualidad que, precisamente ella, me haya mandado hoy un mail en plan "¿Vas a ir al concierto de esta noche?". Cosas que pasan.

Mañana tocan Tranceh, Cofuckers, El Doghouse, Funkdación, Tierra Santa y Cycle. No conozco los dos primeros grupos. Al tercero lo veo cada dos meses en el club de jazz de mi pueblo. A los Funkdacion los he visto mil veces. Tierra Santa, precisamente, es uno de los grupos favoritos de mi ex, y me lo empapé bien por aquel entonces. No me supondría un problema ir, por mucho que en "Diario de un skin" se les relacione con el movimiento neo-nazi (les concedo el beneficio de la duda, y más teniendo en cuenta la fuente; es como si Pío Moa llamara masón a mi mejor amigo, dudaría incluso menos). Cycle, por último, ni me van ni me vienen, aunque como cabeza de cartel dejan mucho que desear.

Están a la moda, supongo.

Pues nada, intentaré ir porque mi mejor amiga me ha llamado hoy y ella va a hacer lo propio: intentar ir con su chico.

Y, como tengo que conducir luego, ni siquiera podré emborracharme para ir al concierto. Ay.

Son cosas que pasan.

16 comentarios:

El Mono dijo...

De comentar el fandom paso.

Yo creo que te va a gustar, Brazil es la segunda peli que más me gusta de Gilliam, después de "Doce Monos". Cifi, comedia, parodia, antisistema.

La de Lynch... buff, a mí me gustó, pero es que me gustan mucho las películas de este hombre (si, Dune también). Si no te gustó "Carretera perdida" no la veas.

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Carretera perdida no la he visto, y eso que su banda sonora (¡dios salve a Trent Reznor y a Billy Corgan!) es de lo mejor que he escuchado.

Me fío de ti y voy a ver cuanto antes Brazil.

Mono, mil gracias. Por leer y... por aconsejar, qué coño.

Juan Antonio Fdez Madrigal dijo...

Lo de monstruo de las letras no sé yo no sé yo no sé yo que me parece pelín exagerao :-) Pos no me queda a mí na que aprender pa llegar siquiera a monstruo de las galletas.

Yo también estoy pesimista y no me siento muy bien ahora mismo, la verdad... Primero porque a base de malentendidos casi monto un pollo de ésos que tan poco nos gustan en nuestro propio blog (afortunadamente, ya arreglado el asunto en privado); segundo por lo que todos sabemos que ha pasado y que nos ha dejado sin una voz muy interesante en el fandom.

Así que la sonrisita que he puesto antes me ha costado un poco de trabajo.

Hablando de pelis: no te pierdas Lost Highway. De Lynch es casi de lo menos incomprensible :-) En la banda sonora además está una canción de Bowie... ¡cómo perdérsela! :-)

Y Brazil está muy bien, sí señor.

Juan Antonio Fdez Madrigal dijo...

Ah, respecto a Mulholland Drive, la primera vez que la vi, con mucho esfuerzo, llegué a una explicación coherente (eso es lo que me gusta de Lynch, que luego de ver la peli tienes que ponerte a pensar). Pero la segunda le pillé incoherencias por todos lados. Así que ahora no sé si es que la hizo así a cosa hecha o si he sido yo que no soy capaz de rellenar los huecos :-) En cualquier caso, antes me he equivocado: carretera perdida es más incomprensible que mulholland drive.

abel dijo...

Es el peor cartel de todos los tiempos el de los conciertos del Zaidín, sí señor. Aunque si dices que Tierra Santa son neonazis ¡hay que verlos!
Eso sí, sin beber antes porque hay que conducir.

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Juan Antonio, a muchos nos ha apenado el fin del blog de Julián. Estuviéramos de acuerdo o no con sus opiniones, era, como bien apuntas (y ya lo han apuntado otros muchos en sus propios blogs) una voz muy interesante que ahora, por un mal entendido (porque espero que sólo sea eso, por el bien de los afectados y del fandom en general) va a silenciarse.

Lo de monstruo de las letras me lo saco de mi propio discernimiento. Eso sí, ya no te doro más la píldora.

Abel: sabía que ibas a coincidir con mi opinión. Este año el cartel es un puñetero asco. Que los conciertos sean gratis no implica que nos traigan todos los desechos del panorama musical actual. Y que me perdonen los implicados, pero ni Celtas Cortos pasan ya de ser viejas glorias, ni Cycle tiene calidad y nombre suficiente para ser cabeza de cartel de un festival de tanta importancia.

En fin...

Juanma Sincriterio dijo...

Lo de estos últimos días en el fándom ha sido de vergüenza. Da más asco que miedo...

En fin, mira Brazil, porque, para mi gusto, es la mejor película de Gilliam. Sí, mejor aun que 12 monos. Y Mulholland Drive... bueno, a mi me gustó. Pero me quedo on lo que me dijo un amigo al verla: "Es Lynch parodiando a Lynch".

Saludos!

Felideus dijo...

Brazil es una de mis películas favoritas, así que te la recomiendo encarecidamente (eso sí, si no te gusta Kafka o el humor surrealista la peli probablemente tampoco te gustará).
Mulholland Drive no la he visto, pero te recomiendo cualquiera de las guionizadas por ese genio surrealista que es Charlie Kaufman, acabo de ver "Olvídate de mí" y es cojonuda creeme, eso sí no te fijes en el reparto, engaña...

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Juanma, Lynch parodiando a Lynch... eso hay que verlo...

Felideus: no jodas, "Olvídate de mí" es una de mis películas favoritas. Una pasada. Además, salen Kate Winslet y Kirsten Dunst, lo que supone un plus (¿no os había dicho ya que estoy enamorado platónicamente de Kate Winslet?).

El humor surrealista... uf, mientras no sea como el de "Delicatessen"...

Fran Ontanaya dijo...

Brazil es buena, pero se hace un poco larga. Sobre todo tiene detalles de los que hacen de una película motivo de culto, como el papel de De Niro como fontanero superhéroe. Lo malo es que me la habían puesto por las nubes y al verla me decepcionó un poquito.

De lo otro... bueno, justo me entero ahora. Se vé que vivo en Plutón.

Violante dijo...

Víctor, estoy empezando a entender un poco el mal rollo que os tiene tan preocupados, espero que se soluciones pronto :(
"Olvídate de mí" me encantó, y si te gusta Kate te diré que la hermana de mi cuñá le tiró un botellín de agua encima cuando intentaba abrirlo hace unos años en London ;)

El cartel del Zaidín da penita, lo acabo de mirar :(

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Joer, Fran, espero que no vivas en Plutón, que ya sabes que lo han descendido a Segunda División B. Vaya chasco.

--

Violante, mataría por mojar a Kate Winslet. :P

Con respecto a lo otro, bueno, es un cúmulo de malos entendidos. Todo se arreglará.

Zapardiel dijo...

"Sólo soy una mujer jodida que busca su propia paz de espíritu."

Qué gran película.

cabaret dijo...

Vi Muholland hace tiempo porque me la recomendaron. Es una paranoia, pero quizás te guste. Como lo mencionas antes, en esta sí hay lesbianismo.
En esta ocasión, encuentro un par de cosas de las que hablas en las que estoy de acuerdo.
Algunos sábados también vienen pesimistas.
buen día.

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Hey, Cabaret, lo del lesbianismo es accesorio. Es un plus. :) Y sí que hay lesbianismo, que yo estoy en todas, pero Naomi Watts... no sé, no me la imagino teniendo sexo ni con hombres ni con mujeres. Me pasa lo mismo con la madre del hijo de Tom Cruise, comosellame.

Y eso de "en esta ocasión"... ¿es la primera vez, entonces? Pues me alegro, siempre tiene que haber una primera vez para todo.

Bueno, para todo no, pero ya me entendéis...

Pily B. dijo...

Ay, se pierde una unos días por ahí, y vaya palabras más bonitas que se le dedican.

En fin, es lo que tiene estar en la parra, que a veces, sin querer también pasas de lo bueno. :-)

Y ciertamente, si dije lo que decís que dije, sigo en mis trece. Bastante tengo yo ya con la basura que genera mi cabeza, como para ocuparme de la que generan la de otros... nada, que el morbo no puede conmigo, sé cosas a medias y así sigo.

Y sobre todas esas pelis que se comentan ahí arriba de Linch... poco tengo que decir porque a mí ese tío me pirra. Así que... (Y sí, la banda sonora de Carretera perdida, es, es, es... ¡ay!)

Brazil tengo que volver a verla para opinar. Cuando la grabé, me faltó cinta y el final se escoñó. :-(

Ale, besooooooooos (y GRACIAS de nuevo por las palabritas. Espero que se ruede esa peli (sería divertida), y mucho más saber quién tendría el papel de la prota ;-P)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...