lunes, septiembre 18, 2006

Sobre ruedas

Todo va sobre ruedas. Es decir. todo se desarrolla según lo previsto, esto es de manera satisfactoria. Stop.

Hoy he recibido un e-mail de uno de mis mejores amigos, al menos es uno de mis amigos que más quiero. Tiene neumonía y, lógico, está bastante puteado. Por otra parte, mi abuelo, que tiene Alzheimer, no se entera de nada de lo que le digo. A mis padres les intento explicar de qué va todo lo que hago, pero no entienden nada aparte de que, pese a ser Licenciado en Historia, no estoy estudiando para sacarme las oposiciones. El resto de mis amigos, dejando aparte a un par de ellos, piensan que trabajo de comercial para una editorial, que mi vida depende de distribuir libros o venderlos. La palabra "Vórtice" se las trae al pairo: ni la entienden ni la quieren entender. "Hipocampo" les resulta más llamativa por aquello del mercenario: "O sea, que lo que haces es eso", preguntan. Yo digo que sí y que no, pero ellos se quedan con lo que les conviene, y no es raro encontrarme en situaciones embarazosas por esta razón.

Viernes por la noche. Son las tres de la mañana y ya sabes que quieres acostarte. Que necesitas acostarte. Suena el teléfono: es un viejo amigo que quiere que te tomes la última con él. Dices que sí y, en veinte minutos, lo recoges en el centro de la ciudad. Él se va, borracho como una cuba, pero tú te quedas hablando con antiguos compañeros que has encontrado por casualidad. No entienden demasiado bien en qué trabajas. Ni siquiera comprenden que vives de eso. Todos (y, repito con mayúsculas, TODOS) tienen algo que añadir o algo que cambiar en la forma en la que vives. Todos (TODOS) son conocedores de la Panacea.

Es un coñazo.

Estoy harto de intentar explicar la manera con la que me gano la vida.

Estoy harto de intentar vivir la vida que los demás esperan de mí.

Que les den.

Por el mismísimo culo.

Tengo veintimuchos años y vivo como quiero: no tengo un duro pero trabajo en lo que me gusta; como salchichas de treinta céntimos el paquete seis días a la semana pero tengo un orgasmo cada vez que un nuevo libro sale de imprenta; me gustaría ser el rey de la discoteca pero me conformo siendo el rey del bar de tapas chungo.

Soy feliz, y pobre. Y feliz. Y feliz.

Y feliz.

No espero que nadie lo entienda: la gente, hoy día, no es feliz. Pero yo lo soy.

Lo único que espero de mi vida es la pobreza más absoluta y la felicidad más incontestable.

30 comentarios:

Juan Antonio Fdez Madrigal dijo...

Me suena esa sensación... La gente estamos tan aburridos que tenemos que juzgar y cambiar todo lo que no nos gusta de la vida de los demás, en lugar de cambiar las nuestras para que tengan un poco más de sentido.

Porque la mayoría no lo tienen.

¿Cuántos crees que se preguntan realmente por qué están en el trabajo que están? ¿O por qué no? Vivimos arrastrados por un montón de cosas que ni nos planteamos.

Así que si tú eres feliz haciendo eso, efectivamente: que les den.

Pero si puedes salir de pobre publicando un best-seller, no te cortes tampoco :-D

Violante dijo...

Me gusta mucho tu reflexión, Víctor, la podría firmar sin dudarlo. ¿Por qué todo el mundo se encarga de los demás antes de mirarse en el espejo? Cuando no eres "esto" o "eso" no eres nada, no entras en su mundo perfecto...

Odio las justificaciones, sobre todo cuando pierdes media hora intentando explicar algo y al final te das cuenta de que tanto esfuerzo ha sido inútil... Lo mejor es, como dices, pasar de esas personas y que les den.

Juanma dijo...

me gustaría ser el rey de la discoteca pero me conformo siendo el rey del bar de tapas chungo

Joder, Víctor, eso me ha llegado a lo más profundo del alma. :-))

Leo tu post y me veo taaaan reflejado que no puedo evitar darte este consejo: pasa de todos y vive tu vida, porque, en efecto, podrás estar sin un duro, pero vives de lo que te gusta, y eso vale más que mil oposiciones aprobadas.

Abrazotes.

marco antonio raya. dijo...

qué maravilla.

es que la felicidad es este post.
el uso bastardo de la búsqueda de felicidad como una meta -y no como algo que sucede- no es más que un puto invento pseudoexistencialista de reminiscencias hippies y corazón neocons.

me cago en bucay.

por eso te quiero, mi delicioso pangermanista.

marco antonio raya. dijo...

y, por supuesto, estoy contigo.

(vivan los tool)

marco antonio raya. dijo...

jejejeje.

mi primer post desde el trabajo.

(vivan los tool, ouuu yeah)

Casinoyfurcias dijo...

"Lo único que espero de mi vida es la pobreza más absoluta y la felicidad más incontestable".

Eso es una declaración de principios, sí señor. Me quito el sombrero ante vos.

Francesita dijo...

Lo cierto es que es mucho más fácil arreglar la vida de los demás que la nuestra propia.

Yo sólo intento arreglarle la vida a la gente si se quejan de ella, ala!

Melmek dijo...

Victor, es que lo explicas mal:

Se te tiene que llenar la boca al decirlo: SOY EDITOR. Si, como el de planeta, soy editor, igual que él: yo mando, y tengo el poder de decidir qué libros son dignos de ir a una librería y cuales no.
Soy un empresario que genera empleo y riqueza. NO SOY UN EMPLEADO. Yo soy el jefe, el puto amo del cotarro, la gente trabaja para mi; la gente me pide por favor que les publique un libro...

Y luego añades, como casi sin querer... ¿Y tú, a que dices que te dedicas?

(Ya sé que la jefa de Parnaso es gabriella, pero tirarse el moco de vez en cuando, no es tan malo) :)

Pily B. dijo...

Joé, acabo de reincorporarme al mundo bloggeril tras un fin de semana de la leche (y mandar a tomar por saco mi trabajo con un par, jeje) y me encuentro con que tengo un nuevo héroe (aunque ya lo eras, pero ahora más ;-P).

Yo no te voy a decir eso de pasa de la gente y no dejes que te digan lo que tienes que hacer, porque ya lo haces.

Sólo, SIGUE ASÍ, y a los que sí sabemos en qué trabajas y no intentamos cambiarte, deleitanos con tu presencia y/o escritos en esta ¿humilde?... ejem... morada.

Besoooooooooooos.

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Juan Antonio, yo creo que mucha gente que me da consejos desde la ignorancia de que hago lo que me gusta a pesar de todo sí que le ven sentido a sus vidas. Muchos de mis compañeros de facultad, por ejemplo, querían un trabajo fijo (de funcionario, por supuesto), y no entienden que alguien que haya estudiado Historia tenga otra cosa en la cabeza. Luego, muchas de mis amigas, lo que no entienden es que no quiera ni casarme ni tener hijos ni formar una familia aparte de seguir para siempre con Gabriella y tener millones de gatos (no a la vez, se entiende: de uno en uno o de dos en dos como máximo).

Me aconsejan con buena intención, claro, pero eso no quita que a mí me moleste mucho. Demasiado. Son ya muchos años lloviendo sobre mojado: primero, que si estaba haciendo una carrera de mierda, luego que por qué no preparaba oposiciones (he de aclarar que, obligado por mi familia, me preparé unas oposiciones y suspendí). Ahora, que para qué trabajo en algo que no me da dinero y que encima me obliga a pluriemplearme en lo que puedo... Pues eso, que cansado estoy ya de decirles que es por elección propia.

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Je, ya puedes justificarte mil veces que ellos siguen en sus trece, Violante. ¿A que también te pasa muy a menudo?

Frustrante...

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Juanma: amén. Pero eso no quita que a veces pienso en lo de puta madre que sería ser "normal", aprobar unas oposiciones y pasar el resto de mi vida haciendo algo que detesto: dar clase en un instituto.

En fin, qué le vamos a hacer, compi bloguero: somos carne de psiquiátrico. :)

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Marco: ¿Los Tool? Mae mía, te han desgraciado por los nortes porcinos, mi queridísimo y sacrílego pato con pretensiones de dios. (Toooma metareferencia)

Gracias por estar ahí y leerme.

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Casinoyfurcias: volved a calar vuestro sombrero. :) Yo, contento y agradecido de que me leáis. :P

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Francesita: a lo mejor me oyes quejarme en los próximos días, pero es que lo hago de vicio. :P Llevo taaaanto sin comer en un japonés que ya casi es una obsesión. :D

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Melmek: ¡pedazo de consejo! Me lo tomo al pie de la letra, te lo juro por San Philip K que está en los cielos.

Qué bueno, por favor: es que estaba leyendo tu mensaje y te he imaginado diciéndolo y casi me caigo de la silla. Qué risa.

Que por cierto hay que repetir lo del otro día. Si no hubiera tenido que conducir, nos amanece en cualquier garito, eso te lo aseguro (de hecho estuve a punto de volverme cuando nos fuimos para convencerte y echar la última).

Víctor Miguel Gallardo dijo...

(Aaaaah, y la jefa sí que es Gabriella, pero como trabajador sin nómina digo yo que tengo derecho a este tipo de prerrogativas, ¿no?)

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Pily: :D (Sonrisa gigantesca) ¡Soy tu héroe! Es más: ¡Soy el héroe de alguien!

Sob, sob, asias, asias... :*)

Francesita dijo...

Ya, pero a ti te conozco lo suficiente como para no caer en la trampa :P

Juanma dijo...

Pero eso no quita que a veces pienso en lo de puta madre que sería ser "normal", aprobar unas oposiciones y pasar el resto de mi vida haciendo algo que detesto: dar clase en un instituto.

Vaya, acabas de resumir en una sola frase la historia de mi vida laboral: ¿Cómo coño haría yo para no terminar dando clases de Historia, que al fin y al cabo es lo que se espera de un licenciado en Historia?

En fin, qué le vamos a hacer, compi bloguero: somos carne de psiquiátrico. :)

Sí: Fandom Asylum, se podría llamar. Brrrr. :-P

Abrazotes.

Charlotte dijo...

Sí, lo peor es el terror absoluto a tener que abandonar este tipo de vida por menudencias como comer, pagar el alquiler, el seguro del coche...

En fin, aguantaremos lo que podamos.

Pily B. dijo...

¡Pues claro! No sé cómo lo dudas. Además también pienso (con permiso de Gabriella) que también eres uno de los tíos más atractivos del fandom (vale, y de fuera de él. ¡Toma ya!)

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Francesita, lo bueno de las trampas es caer en ellas... ;)

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Juanma: ¿montamos un club? :P

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Charlotte: aguantaremos, aguantaremos...

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Pily...

(¿no hay emoticono de estar rojo como un tomate?)

Yo también pienso lo mismo de ti: que eres de las tías (con permiso de Gabriella) más atractivas del fandom... y de fuera del fandom.

:)

Y además, un encanto. ¡Toma ya!

Charlotte dijo...

Hala, aquí como siempre, a tirar trastos y a la menda que le den por ahí. Me largo a buscar una camarera, hala.

Pily B. dijo...

¡Gracias Víctor! Jo, cómo suben la moral estos comentarios.

Gabriella, no te enfades, mujer. De hecho, y si estuviera por allí, te acompañaría a buscar a la camarera. XDDDDDDDDD

Charlotte dijo...

Na, yo no me enfado. En Granada hay camareras de muy buen ver ;)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...