jueves, septiembre 21, 2006

Una cosa lleva a la otra: el francés, idioma oficial de Europa



Éste de aquí arriba es Hermann Wilhelm Göring. Seguro que habéis oído hablar de él. Resumiendo mucho, y citando sus cuatro hitos vitales más conocidos:

-Fue el primer comandante de las SA nazis.
-Fue nombrado heredero de Hitler.
-Cayó en desgracia por una promesa incumplida durante la batalla de Stalingrado.
-Se suicidó ingiriendo cianuro cuando estaba siendo juzgado por el Tribunal de Nurenberg (y tras haber sido desintoxicado por médicos aliados de su adicción a la morfina, que todo hay que decirlo).

Pero no quisiera que vuestra última impresión de un personaje tan notable fuera esa. He aquí una foto de Göring en su mejor momento:



Efectivamente, un Göring joven y pleno (todo lo pleno que podía ser, he de decir). Me veo en la obligación de aclarar lo de "notable" (lo último que quiero es que me tachen de nazi: en los últimos tiempos me han dicho de todo, incluso me han acusado de ser fascista, lo juro). Un personaje notable para mí, un simple licenciado en Historia y, lo que es más importante, auténtico friqui de la Historia, es toda aquella persona cuya vida y cuyos actos me resultan interesantes y dignos de reseñar.

Y, para qué os voy a engañar, Göring me parece tan digno de reseña como el que más. ¿Cómo ignorar a un piloto que llegó a estar al mando del escuadrón del Barón Rojo tras la muerte del sucesor de éste? (menudo segundo plato). ¿Cómo ignorar al que fue nombrado sucesor de Adolf Hitler? Es imposible.

El título del post habla de las casualidades, de como las ideas se van enebrando en tu cabeza casi sin pausa.

Tuve la suerte hace unos días de que un buen amigo, que da la casualidad de que fue mi primer editor, me regalara esto:



"El sueño de hierro", sí, de Norman Spinrad. Da la casualidad de que Spinrad es judío. Caray.

La historia que refleja el libro es la siguiente: Hitler abandonó Europa poco después del término de la Gran Guerra y se trasladó a Estados Unidos, en donde trabajó primero de traductor, luego de ilustrador y, finalmente, de escritor. De escritor de ciencia ficción. "El sueño de hierro" es la supuesta novela escrita por ese Adolf Hitler escritor, y en teoría (dentro del juego que propone Spinrad) tuvo incluso un premio Hugo póstumo.

Pues nada, estaba yo esta noche enfrascado en la lectura del libro. Y, carajo, me asaltaron muchas dudas. El libro, hasta donde llevo leído, es casi un espejo de los acontecimientos de los años 20 en Alemania. Salió en él el tema de la caída en desgracia de las SA (en el libro llamadas "Caballeros de la Esvástica"), y me dije: ¿cuánto de real y cuánto de imaginado hay en esto?

Para qué pensaré en estas gilipolleces. Tras dos horas de buscar información (bendito sea el creador de esta cosa llamada Internet) llego a la conclusión de que Göring es muy interesante. Más o menos por párrafos como éste (no tiene desperdicio):

"A mediados de 1915 Göring comenzó su entrenamiento como piloto en Freiburg, tras el cual fue asignado al "Jagdstaffel". Pronto fue derribado, pasando la mayor parte de 1916 recuperándose de sus heridas. Al volver en noviembre de 1916 se unió al "Jagdstaffel" 26. En 1917 fue condecorado con la "Pour le Mérite". En junio de 1917, tras una larga batalla aérea, Göring derribó a un piloto novato australiano de nombre Frank Slee. La batalla está documentada de una forma muy rimbombante en "Ascenso y Caída de Hermann Göring". Göring aterrizó y se encontró con el australiano, al que regaló su Cruz de Hierro. Años más tarde, Slee regaló la Cruz de Hierro de Göring a un amigo suyo, que murió en las playas de Normandía el Día D."

Coño, una cosa lleva a la otra, y paralelamente al viaje imaginario que, en mi cabeza, hacía la cruz de Hierro de Göring, un lado oculto de mi mente tomaba otros derroteros.

Porque, me pregunté, ¿qué coño es eso de "Pour le Mérite"? Yo, pobre infeliz indocumentado, llegué a pensar que le habían condecorado en Francia. Pero, bien pensado, que hubieran condecorado a Göring en Francia es como si el alcalde de Moscú de los ochenta hubiera nombrado hijo predilecto a Pinochet. No, no puede ser eso. Busco y encuentro esto:

"La Pour le Mérite, conocida informalmente como la Max Azul, era la mayor condecoración militar concedida por Alemania durante la Primera Guerra Mundial.

Esta condecoración fue creada en 1740 y nombrada, en francés (el lenguaje de la corte real), por el mérito. Hasta 1810 la condecoración era un honor tanto militar como civil, pero en enero de ese mismo año, el rey pruso Federico Guillermo III decretó que podría ser sólo concedida a personal militar en activo.

En 1842, el rey pruso Federico Guillermo IV creó la llamada clase de paz de la condecoración, la Pour le Mérite für Wissenschaften und Künste (Condecoración Pour le Mérite para las Ciencias y las Artes), con tres secciones: humanidades, ciencias naturales y bellas artes. Una de las más famosas artistas que recibió la clase de paz de la Pour le Mérite fue Käthe Kollwitz (aunque los Nazis se la retiraron posteriormente).

En 1866 se estableció una versión especial militar de Gran Cruz.

Fue durante la Primera Guerra Mundial que esta condecoración ganó su principal fama. Pese a que podía ser ganada por cualquier oficial militar, fue más conocida como una recompensa por combates aéreos. En la guerra aérea un piloto de caza era nominado inicialmente para el premio tras abatir ocho aviones enemigos. El as del aire Max Immelmann fue el primer piloto en recibir la condecoración, tras lo cual empezó a ser conocida entre los demás pilotos, por su color y su beneficiario, como la Max Azul (en alemán, Blauer Max).

El número de aviones derribados necesarios para optar a la medalla continuó incrementándose a lo largo de la guerra, para finalmente necesitar derribar veinte aviones enemigos.

Los condecorados con una Max Azul estaban obligados a lucir la medalla, consistente en una Cruz de Malta con águilas entre los brazos, y el monograma real y las palabras Pour le Mérite en la cruz, siempre que fueran de uniforme."

Y claro, ya lo entiendo todo porque Göring llegó a derribar 22 aviones (incluído el del australiano al que regaló su Cruz de Hierro) durante la I Guerra Mundial.

Y una cosa lleva a la otra, y al ver que el francés, incluso estando tan avanzado el siglo XIX, era el idioma de la corte prusiana, un servidor se acuerda de algo que leyó hace mes o mes y medio. Buscando información sobre algún país, no recuerdo cual (aparte de un friqui de la Historia soy un friqui y medio de la Geografía Política y Humana, mis grandes pasiones), encontré que el lema oficial del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte es este:



"Dieu et mon droit". O sea, "Dios y mi derecho".

Copio y pego:

"Dieu et mon droit (en francés: Dios y mi derecho) ha sido utilizado generalmente como el lema de la monarquía británica desde que lo adoptara Enrique VI a principios del siglo XV. También se encuentra en el escudo de armas real.

El escoger el lema en francés y no en inglés, se debe a que el inglés ha remplazado al francés como el idioma en la clase alta recientemente -Enrique VI habló francés y fue coronado Rey de Francia así como de Inglaterra. El lema de la Orden de la Jarretera, Honi soit qui mal y pense, es también en francés.

La frase supuestamente fue utilizada como una contraseña por el Rey Ricardo I en 1198 en la Batalla de Gisors, cuando derrotó a los franceses. Su significado era que Ricardo debió su realeza al poder de Dios y a su propia herencia, y por lo tanto no estaba sujeto a ningún poder terrenal.

Dieu et mon droit fue la inspiración para el lema bromista de los Beatles: Duit On Mon Dei, adoptado posteriormente como título de un álbum de Harry Nilsson."

Y de repente todo encaja, como si fuera un puzzle cósmico de proporciones minúsculas pero que para mí, simple persona que vive día tras día en una mortaja de hueso y carne, se antoja trascendental.

No trascendental durante mucho tiempo, claro, pero sí el suficiente para considerar a un hijo de puta redomado como Göring (que por cierto salió idemne de Alemania tras el Putsch de Munich gracias a unos judíos, y que vivió su infancia en el castillo de su padrino, también judío) como un personaje notable.

---

No os acostaréis sin haber aprendido algo nuevo. Si este post extraño, convulso, retorcido y metacontextual os ha servido para algo, aunque sea para uno solo de vosotros, lectores habituales de "Tanto gilipollas... y tan pocas balas", ya me daré por satisfecho. En caso contrario he de decir, con orgullo mal disimimulado, que a mí por lo menos me ha servido para desahogarme de la sorpresa que me causan los múltiples zig-zag mentales que nos llevan de "a" a "z" sin pasar por el resto de letras del abecedario.

Tal y como hizo en cierto relato Edgar Allan Poe, por cierto.

6 comentarios:

Francesita dijo...

Jesús qué de información! Para que luego digan que la juventud no es culta...

Mi padre me hablaba ayer de no sé qué personaje historico que a mi no me sonaba de nada y le tuve que decir: "mira, si eso está entre los Reyes Católicos y Felipe Gonzalez, ten por seguro que no lo he visto en clase de historia" Una es que es de ciencias. Pero menos mal que una lee también.

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Pero entonces, ¿sabías o no sabías de qué personaje hablaba? :P

Francesita dijo...

Conocía el nombre, pero nada de su vida y milagros... Era sobre cuando se creó lo de la jubilación y tal.

Hablando de otra cosa, sólo como recordatorio, que llego a Granada hoy a las 19.10... ^_^

Pily B. dijo...

Qué currada de post. Y qué desgaste de neuronas.

En serio, estas paranoias molan, porque acabas descubriendo cosas realmente interesantes.

Yo tampoco sabía exactamente quién era el pollo. Y es que, más allá de nuestro Gorin... ná de ná, chico. XDDDDDDD

Felideus dijo...

Me encantan esta clase de divagaciones intertextuales, o interhistóricas en este caso... o serán metacruciformereferenciales (por aquello de la cruz de hierro) :P

Anónimo dijo...

Impresionante!!!

Por cierto, estoy totalmente de acuerdo contigo en lo de "personaje notable" y soy antifascista, odio toda clase de fascismo y racismo, pero cuando las SS marchaban era impresionante, eran los únicos que al pasar por un puente tenian que romper el paso para no tirarlo abajo.

Un saludo bien fuerte y gracias por este buen rato.

PD: Te recomiendo un libro que me estoy leyendo ahora, se titula Huérfanos del mal escrito por Nicolas d'estienne d'orves.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...