miércoles, noviembre 22, 2006

Dejad que los tuertos se acerquen a mí (y más estupideces telegráficas)

Tengo sueño. De ahí lo telegráfico.

He localizado al tuerto, pero me temo que no puedo guardarle rencor. Es un gato que vive junto a nuestra casa. Gris rayado, gordito, bastante curioso aunque por ahora no se acerca a más de dos metros (o sea, uno de esos gatos que, tarde o temprano, acaban comiendo de tu mano). Y sí, lleva exactamente un mes en el vecindario (o, al menos, hace un mes que perdió el ojo, aunque me conozco a casi todos los gatos del vecindario y yo diría que éste en concreto, aun completo, no lo había visto antes).

A otra cosa, que me ha hecho muchísima gracia, por cierto: me recuerdan desde la distancia (vía e-mail) que a) la masturbación ayuda a prevenir el cáncer de próstata; y b) la camarera del bar de al lado de mi casa es, efectivamente, muy apetecible. Y cuando digo que me ha hecho gracia no miento: cuatro de la mañana, abro mi correo electrónico y leo: leer y carcajearme ha sido todo uno.

Lo último: ¡tengo mi propio troll! Siempre había querido tener uno. Hasta ahora lo único que había tenido que se pareciera en algo era aquel americano que me quería matar por blasfemar y reírme del Papa de Roma. Pero no, ahora tengo mi propio troll (sin casino y sin furcias, je) que me trolea en base a lo que digo en mis posts... Joder, estoy hablando en serio, me hace ilusión. Sobre todo si no lo conozco de nada. Si es uno de mis antagonistas de siempre (o sea, de la vida real), pues casi que pierde el encanto. Pero nada, que encantado de tener troll propio en esta humilde cueva.

Y ya. Mañana respondo mails, respondo comentarios del blog, respondo cartas certificadas de la Tesorería de la SS, respondo lo que haga falta. Hoy ya no, hoy ya me voy a dormir. A no ser que venga alguien en los próximos 10 segundos y me quiera cerrar el chiringuito por no adecuarme a la norma ISO correspondiente. Esto último es una pista. Más información... en próximas ediciones. Hasta mañana.

11 comentarios:

sonia dijo...

¡Vaya control gatuno!, pobre gato, espero que no la tomes con él.
En cuanto a lo de la masturbación, que era buena ya se sabía lo de mas son justificaciones.
Enhorabuena por tu troll, es verdad que le da un no se qué, aunque este blog ya es suficientemente bueno con troll o sin troll. Besos

Violante dijo...

Los gatos que merodean por tu casa traman algo... Yo creo que la gatita negra es el troll, pa que veas :)
Espero que estés mejor de tu resfriado (yo he estado sin internet uohhh).
Besitos.

Felideus dijo...

Menos coñas con los gatos negros, que me hieren el orgullo racial (aunque yo sea un gato a rallas) ;p

José Angel Muriel dijo...

La verdad es que te tomas la vida con filosofía, eso hay que reconocerlo. ;) En contra de lo que dices un artículo antes, eso es algún tipo de elegancia.

Anónimo dijo...

Estoy con José Ángel. :-)

Zapardiel dijo...

Hey, qué envidia... ¡un troll entero para ti sólo! Yo no he pasado de locos aislados diciéndome que vaya al psicoanalista porque estoy enferma (sí, todos sacan a relucir el terapeuta que hay en su interior) o proclamándome su amor.

La verdad es que no suelen ser muy originales...

Javier Esteban Gayo dijo...

A mí lo que me pasa es que por lo general el troll soy yo (que se lo digan a unos cuantos :p), así que...

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Be water my friend. :-) Filosofía, filosofía...

Fran Ontanaya dijo...

Un troll... guárdalo con mimo. Son más delicaos que un tamagotchi. Dejas de hacerles caso un par de meses y se buscan otras dedicaciones, los muy ingratos.

La vida no es tan interesante sin alguien que te odie por alguna chorrada. :P

Violante dijo...

Aquí podéis leer la entrevista-chat que le hicieron a los creadores publicitarios del anuncio dichoso...
http://www.elmundo.es/encuentros/invitados/2006/11/2256/index.html

Be water... :P

Javier Esteban Gayo dijo...

ahora es cuando tendría que explicar que yo llevo un par de años haciendo jeet kune do...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...