miércoles, diciembre 27, 2006

Ford ha muerto, Castro se muere, a Saddam lo van a matar

Y, mientras tanto, la noticia del día en todos los telediarios es que el número de fumadores, según el CIS, ha bajado. Hala. El CIS, organismo en el que tengo a buenos amigos trabajando, no para: también hoy se ha sabido que las tres cosas que más preocupan a los españoles son, por este orden, el paro, la inmigración y el terrorismo.

La vivienda, qué cosas, sería lo cuarto. Ah, vale.



Eso sí, en Andalucía, la más progre de las comunidades, hemos organizado un precioso partido (que se está jugando en estos momentos) entre la selección autonómica y un combinado palestino-israelí. Ahora mismito gana Andalucía por 2-0, pero el resultado, como en todos estos partidos entre simulacros de selecciones, es lo de menos, por supuesto. ¡Es la paz la que tiene que ganar!

(Empero, y aunque somos la más progre de las comunidades, la izquierda nacionalista andaluza ha aprovechado, como cada año, este enfrentamiento para reivindicar eso de que Andalucía es una nación. Al menos ahora sí hay algo más tangible por lo que protestar: ese estatuto andaluz que nos quieren imponer desde Madrid y que no es más que un mal remedo del catalán, remedo tan modificado que hasta desde la calle Génova de la capital del Reyno le han dado el visto bueno)

Pero bueno, preocupémonos de las cosas realmente importantes: Sánchez Dragó va a empezar a dirigir telediarios en Telemadrid. A ver qué opina la gente en la próxima encuesta del CIS, a ver...

PD: Ya las habréis visto ondeando, así que bien vale hacer una pequeña aclaración. En estos momentos en el que ser andaluz está más devaluado que nunca, que ya es un decir, más nos vale enarbolar una bandera alternativa, aunque esta sea la nacionalista, que la que ahora mismo representa más de lo mismo, esto es, una Andalucía de segunda fila, sin industria manufacturera, dependiendo de las subvenciones, basada en el turismo, cantando flamenco y bailando sevillanas y peregrinando al Rocío y comiendo tortillitas de camarones y riendo las gracias de Chaves, Manolo Escobar, Teófila y demás fauna autóctona de rancio abolengo, caballito trotón en feria y coche alemán de importación. La otra bandera, la tricolor, está ahí por una declaración de principios motivada por, como se dice en estos lares, una preñaera: el sexo del nuevo príncipe de España me la trae al pairo. Por mí, como si nace hermafrodita. Lo cual tendría su gracia, claro. Resumiendo, República Federal ya de una puñetera vez, descentralización, que se acaben las subvenciones (y la gente que vive de las subvenciones), que el Imperio del Ladrillo se desmorone pronto para que todos nos riamos bien alto y vayamos al paro derechitos, que el Betis gane la Liga, aunque sea en Segunda... Ese tipo de propósitos de año nuevo.

PD2: Ya en serio, mis propósitos de año nuevo, en unos días. Mañana no, que se pueden confundir con una inocentada, y no es plan.

1 comentario:

abel dijo...

Yo lo que quiero es que María Jiménez sea directora de informativos del Canal Sur. Y que el Betis baje a segunda.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...