viernes, diciembre 15, 2006

Lo que hacen los editores de ciencia ficción

Y de fantasía. Y de terror.

Pues, como resulta que somos personas normales, a veces incluso hacemos cosas de personas normales. A veces, digo, dejamos aparte el tema tan manido de hablar de nuestras cosas (qué libros vas a publicar, qué tal te cae tal y cual autor, cuál es la talla de sostén de tu novia ideal) y hacemos cosas que podrían ser análogas a las que hace la mayoría de la gente en la misma situación.

Por ejemplo, olvidarnos del trabajo y echar unas horas de diversión.

Os cuento: hoy hemos salido cinco personas: dos editores de ciencia ficción (y fantasía y terror), el técnico de sonido de Medina Azahara, el cámara de María Isabel, y uno de los blogueros más irreverentes de la blogosfera (no confundir con otros bloggeros irreverentes y, he ahí el caso, anónimos). El técnico de sonido había quedado con tres chicas, de las que sólo conocía a una, y no en persona. El cámara había quedado con su hermana, que organizaba un barril para recaudar fondos para su viaje de estudios (Magisterio de Educación Física en la Universidad de Granada, ¿os vale el dato?). El bloguero irreverente venía de hacer test del autoescuela. Uno de los editores venía de currar. El otro, de dormir, que viene a ser lo mismo.

Tapas, cañas, tapas y más cañas. Ya no son cinco, ya son ocho (los cinco en cuestión y las tres chicas ignotas). Hay un lugar, en donde la calle Reyes Católicos pierde el nombre y se convierte en Plaza Nueva (ciudad de Granada, España, hay que especificar) que se llama "La Hacienda". Las tapas no están mal. Los precios son abusivos: 2,40 la cerveza. Un robo. Un timo. El dueño un gilipollas. Así, con todas las letras.

Luego, el "Enano rojo", garito de mala fama que, no obstante, es tan tranquilo como Suiza un día de elecciones cantonales.

Después, "La Botellita", franquicia destestable que, hoy, está llena de estudiantes con siete y ocho años menos que nosotros. O sea, doblemente detestable (la juventud ajena es detestable).

Seguimos, y seguimos, y seguimos, y acabamos en un coche en un lugar cualquiera con el maletero abierto. En vez de traficar con AK-47´s y demás, nos dedicamos a beber cerveza. Sí, los detestables somos nosotros, para qué nos vamos a engañar. Luego, una llamada de auxilio y cada mochuelo a su olivo.

El bloguero irreverente, el técnico de sonido, el cámara y los dos editores son, de tan humanos, hasta previsibles. Tras dispersarse van y se duermen. A pierna suelta.

Ver para creer.

6 comentarios:

Francisco Fernández dijo...

Menos mal que no has sacado el tema de las imitaciones del cacareo de una gallina (coño, lo acabo de sacar yo)

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Joder, el cacareo de la gallina del bloguero irreverente y el técnico de sonido de Medina Azahara. Eso sí, era un método de seguimiento más efectivo que el GPS.

Alfredo Álamo dijo...

¿Y te dejaban entrar en los sitios siendo editor de cf? Seguro que decías que no, que sólo maquetabas... :P

Anónimo dijo...

¡Irreverentes! XDDDDDDDD

Anónimo dijo...

Ahora me expñlico yo por qué se edita tan poco y tan mal...
¡Cocoricó!
:-)

Anónimo dijo...

El tecnico de sonido en cuestión, yo, quedó con una amiga a la que no conocía, que a su vez había quedado con dos amigas que no se conocían entre si. La llamada al cámara fue una petición de socorro, para no apechugar con las tres yo solo, la cuestión es que el cámara me dijo que estaba con el bloggero irreverente, y digo yo: no hay problema, tres chicas, tres chicos. La movida es que cuando aparecieron por mi casa, no eran dos, sino cuatro y conmigo cinco, a cada cual mas friky... para una cita con una chica de internet :~
Entre consejos y divagaciones etílicas, me di cuanta de que yo, el citado por internet, era el que menos sabía del tema, los editores en cuestión eran unos verdaderos expertos en esos menesteres, ojú, al final va resultar que es cierto, y los que rondamos por aquí somos todos un poco raritos...

Total, al final de la noche todos borrachos, las niñas en su casa, no en las nuestras :(, la botellita cerrada y una última conversación de editores, acerca de quien tiene los derechos de Donnie Darko...

Theremigue

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...