jueves, diciembre 14, 2006

¿Quién se acuerda del manul?

Porque, a saber, algunos de los felinos son los siguientes:



EL CARACAL: al que yo siempre había llamado Lince Caracal, pero ahora resulta que no porque ha pasado de ser Lynx Caracal a Caracal Caracal.



EL CATOPUMA: O Gato Dorado Oriental.



EL GATO: Que no por ser el más común es menos bonito (y para muestra este bonito especimen a lo Bowie).



EL JAGUARUNDÍ: pariente del Jaguar.

Y mil más.

Pero, la pregunta es la siguiente, ¿quién se acuerda del manul?



Esto es un manul.



Y estos son cuatro manules.



Y estos son otros cuatro manules totalmente diferentes.

En fin, el manul es un felino ruso-mongol (depende del lado de la frontera en que caiga) que también es llamado Gato de Pallas (por el nombre del zoólogo que los descubrió). Sus cuatro características fundamentales son:

-Aunque algunas páginas de mascotas lo identifican como una raza de gato esto es incorrecto: es una especie felina totalmente diferente.
-Está en peligro de extinción, pero hace poco nacieron unos cuantos manules en el zoo de Berlín, lo cual ya es raro.
-Tienen mucho pelo y dan miedo.
-No importa que den miedo porque su peso de adulto suele oscilar entre los dos kilos y medio y los tres kilos y medio; mi Pente (especie gatuna raza siamesa cruzada) pesa casi seis kilos, así que podría ganar cualquier combate a un manul, por muy terrorífico que fuera, tan sólo sentándose sobre su cabeza. Pero claro, eso no quiere decir que mi gato sea invencible: el gato de Alfredo, con la misma técnica marcial, podría ganar a mi Pente, a los nueve manules de las fotografías, al gato dorado oriental, al jaguarundí y, si me apuráis, incluso al caracal. Y todos a la vez, claro.

Dos conclusiones se sacan de este post.

-La primera: siempre gana el más gordo (la excepción que confirma la regla fue la extinción de los dinosaurios).
-La segunda: los manules del mundo se extinguen porque no comen tanto como los gatos domésticos, los funcionarios de Obras Públicas o los proxenetas rumanos.

Lo que es una pena. Que no coman y se extingan, quiero decir.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

El manul tiene cara de Gremlin (¿recuerdas el que era malo y además tonto/loco? pues ése), prefiero el lince ibérico.

Alfredo Álamo dijo...

Mi gato ya está mayor para el Royal Rumble, apenas persiguió ardillas y comadrejas este año. Si es que los 10 años ya empiezan a pesarle.
Ahora, a los mamules, de dos en dos, eso sí :)

Anónimo dijo...

Qué post más guay!!

Arriba los Manules que, eso sí, según el peso que dices que puden tener, son microbios de nuestros mininos. XDDDDDD

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...