lunes, enero 15, 2007

Conociendo a Emma Watson




Yo estaba trabajando, como cualquier otro domingo desde noviembre, tras la barra del bar (del bar del club de jazz de mi pueblo, que es un pueblo pequeño, obrero, pero con club de jazz, centro hípico, y gordo distribuidor de cocaína, somos así de guays). Un grupito de siete u ocho chicas, bastante jóvenes, entró a eso de las doce de la noche. Se sentaron en los sofás del fondo del local, y por los gritos era evidente que muy españolas no eran. También era evidente que muy sobrias tampoco iban pero, total, ese es el pan nuestro de cada día: ¿quién entra en un club de jazz a las doce de la noche de un domingo? Pues gente extraviada buscando la última copa en proporción del 99% y amantes del jazz el resto. A veces ni eso.

Lo habitual, dada la situación del local, es que acuda bastante gente que, tras pasar el día en la estación de esquí de Sierra Nevada, y antes de volver a sus hoteles en Granada capital, se "despistan". Son bastantes, sí, aunque nunca entenderé que, tras gastarse muchos euros en Solynieve (el auténtico nombre de la estación, por si no lo sabíais), critiquen los precios del local (5 euros la copa, 3 euros la cerveza, lo normal en estos sitios).

En fin, el grupo de chicas se apalanca (¿localismo? Ni idea) en los sofás, como he dicho, y yo miro nervioso al dueño, que desde la cabina de sonido controla todo lo que pasa en el lugar. Cuando ya me dispongo a salir de la barra y servirlas in situ, algo que no es habitual (lo habitual es que los que se sientan aparte pidan en la barra y se lleven sus propias consumiciones, somos así de chulos), una de las chicas se acerca. No debe tener más de veinte años; bien mirada, puede que ni siquiera sea legal que esté en un local que sirve alcohol. Se sienta en uno de los taburetes, yo me acerco y sonrío (es que soy muy pizpireto), y en un español bastante correcto me dice:

-Cinco cervezas y una coca cola, por favor.

Es entonces cuando la reconozco: es Emma Watson, la actriz que hace de Hermione Granger en las películas de Harry Potter. Mi sonrisa se multiplica, pero voy hasta el frigorífico y le sirvo lo que ha pedido.

-Eres mucho más guapa en persona -le digo al fin. Ella coge cuatro de las cervezas y se va, y yo me quedo bastante planchado (lógico). Vuelve y se lleva el resto de las consumiciones sin decir absolutamente nada.

Menuda gilipollez: obviamente no es ella y la chica piensa que soy idiota. Voy al frigo y me abro una Alhambra 1925, la Reina (así, con mayúsculas) de las cervezas españolas.

Pasan tres minutos y la veo sentarse en el mismo taburete. Me acerco. Me sonríe por primera vez, me mira a los ojos, me dice:

-Es la primera vez en una semana que alguien me reconoce.

¿Y yo que digo? Pues ni idea. La conversación deriva, y deriva, y acaba en el servicio del club de jazz. Mi jefe, supongo (espero), estará flipando piruletas (que diría Francesita). Yo le digo cuatro cosas a Emma, vía lingual, y ella me responde, usando el mismo, y elemental, y universal medio, otras tantas.

Justo cuando me doy cuenta de que tengo una mano en la entrepierna de la protagonista de una de las sagas cinematográficas más taquilleras de la historia del séptimo arte me doy cuenta de un par de cosas:

-La primera, dolorosamente, es que estoy haciendo algo ilegal, porque la chiquilla, a la que por cierto he servido alcohol, será menor de edad hasta dentro de unos meses. Aunque, claro, en ese mismo momento lo de menos es que le haya servido cerveza, haceos cargo.

-La segunda es que todo es un puñetero sueño: mi gato acaba de sentarse sobre mi garganta y ronronea enloquecido. Entorno los ojos y ya no están ni Emma, ni el aseo del club. Y mis dedos están secos.

El gato sale despedido tras el bofetón apenas esquivado, pero cae de pie y me mira expectante. Aún cree que voy a levantarme de la cama para darle de comer.

Ay.

Al menos no he quebrantado ninguna ley. Llegará el día en que soñar con menores de edad será penado, pero por ahora nadie me puede tocar. Y, por una noche, he hecho algo prohibido con alguien que nunca va a saber de mi existencia. ¡Soy el mejor!

13 comentarios:

Alfredo Álamo dijo...

Puesss...
http://www.7is7.com/otto/countdown.html?year=2008&month=4&date=15&hrs=0&min=0&sec=0&title=Countdown%20To%20Emma%20Watson%20Legal%20Age&lang=en&bgcolor=%23E1E5EA

No, por nada :P

Melmek dijo...

Llega a ser verdad ese sueño, y serias mi idolo :)

Y sí, yo tambien voy a ver las de harry poter por Hermione.

Francesita dijo...

Nada, cielo, me tendre que tomar la revancha liandome en suenyos con Harry Potter... nah, mejor, con los gemelos... los dos!

La Novia de Frankenstein dijo...

Esa niña tiene cara de viciosa a mas no poder, seguro que si pasara en realidad te enganchaba al paquete y no te lo soltaba hasta que te dejara como una "pasa"... bonito blog.

AMS dijo...

Aissssss
Hasta en sueños la moral judeo cristiana es la que es. Ningún juez en su sano juicio condenaría a nadie por estupro teniendo la persona 17 años. Ni de coña. Y no se hace, por cierto.
Porque en ese caso dos menores no podrían tener relaciones ¿no es así?
Ahora, el sueño es ¿definitorio? San Freud me corrija

Casinoyfurcias dijo...

"AMS dijo...
Aissssss
Hasta en sueños la moral judeo cristiana es la que es. Ningún juez en su sano juicio condenaría a nadie por estupro teniendo la persona 17 años. Ni de coña. Y no se hace, por cierto. "

Dependería de las circunstancias. El Código Penal establece que las relaciones sexuales con mayores de 12 años (ya sea entre ellos o con mayores de edad) son legales *si* media consentimiento y éste no está viciado (abuso de superioridad, amenazas, etc.)

Y que conste que Emma Watson mola. Y que te envidiamos por conseguir tener ese tipo de sueños...

AMS dijo...

Hombre, hablaba de relaciones consentidas y sin que hubiera disminución de la capacidad, por supuesto. En otras circunstancias no son consentidas y no vale mi ejemplo.
Pero lo de la "superioridad" del estuprador sólo por el hecho de ser hombre, este era el caso que exponía Victor, no se admite ya de hecho. Y no conozco ni una sola sentencia reciente que diga lo contrario.
Pero vamos que por mucho que nos guste esa actriz, el futurible victoriano no ocurriría nunca y menos con ciertas edades provectas :)

Casinoyfurcias dijo...

"AMS dijo...
Pero lo de la "superioridad" del estuprador sólo por el hecho de ser hombre, este era el caso que exponía Victor, no se admite ya de hecho."

Cierto. En el caso que ponía Victor no habría ningún delito.

Anónimo dijo...

Ay, como estamoooooos!! XDDDDDD

PD: Me lo he pasado pipa leyéndolo, y casi me lo creo y todo. Ains!!

Anaïs dijo...

Emma es mi actriz favorita de las peliculas de Harry Potter...qué suerte tío!

No le pediste ni un autógrafo ni na de ná???

Abrazos ;)

chica argentina dijo...

Wow, que sueño alocado, que bueno que reaccionaste sobre la bebida alcoholica!!!;)

Evil Preacher dijo...

Bonito sueño, hubiera estado bien prolongarlo.
:( ¡Qué mal pensado soy! a penas había leído unas lineas del relato cuando amplié la foto y me di cuenta de que no había sido tomada en España, con lo que no corroboraba la veracidad de la historia. La cerveza mexicana "Corona" se llama en España "Coronita" por un conflicto de derechos sobre el nombre con una marca de tabaco.

Anónimo dijo...

la verda es que hermione es tan bonita que yo admiraria a cualquiera que pueda hacer eso con el consentimiento de ella pero como es un sueño y no le hace daño a nadie yo solo sueño con que algundia ella y sus amigos vendra y firmaran autografos los admiro a los actores y personas por que la fama no se le subio ala cabeza eso es extraño en la gente

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...