viernes, enero 26, 2007

Pedir peras al olmo: "Apocalypto"



No se le pueden pedir peras al olmo, pero si una cosa ha demostrado Gibson en su faceta de director es que sabe como hacer una película de acción. Tachar a "Apocalypto" o a "Braveheart" de malas películas históricas es un error: no son películas históricas. La documentación es deficiente y caótica en ambas, ya que el momento histórico en el que suceden es lo de menos, sirve como pretexto (y escenario) para la acción y punto. De hecho, "Apocalypto" es mucho más perdonable que "Braveheart", desde el punto de vista histórico, porque al menos Garra Jaguar no está basado en un personaje auténtico, cosa que sí pasa con William Wallace, Robert Bruce, y demás personajes de la otra cinta.

"Apocalypto", así, es una obra enmarcada en un "ambiente" maya muy difuso, en el que se mezclan aspectos propiamente mayas de varios períodos temporales muy diversos (algo así como si se hiciera una película sobre la Francia medieval en la que existiera Versalles, o tal vez justo al revés) con otros tipismos característicos (y únicos) de otras culturas precolombinas. El "deus ex machina" final es sólo un punto más, aunque seguramente el más exagerado, dentro de un cúmulo de errores de bulto en cuanto a la ambientación.

Efectivamente, como película histórica no vale un pimiento: es un despropósito de principio a fin. Pero, como ya he dicho, no voy a considerarla más que como lo que creo, en mi modesta opinión, que es: una película de acción. Y como obra de este género he de decir que, a mi entender, y dado que no es mi temática favorita, me ha parecido muy por encima de la media, al menos en cuanto a ritmo. Otra cosa, claro, es la credibilidad: Garra Jaguar es, cuando menos, un superhombre con taparrabos pero... ¿acaso no lo son todos los héroes de acción? Éste, al igual que le pasaba a John McClane, al menos sangra, ve morir a amigos, lo pasa rematadamente mal. Pero es el protagonista, y por supuesto ha de hacer cosas asombrosas, salir vivo de situaciones increíbles y ser el sujeto con más suerte a ese lado del mar Caribe. Es un héroe de acción y no un personaje histórico: no tiene por qué morir tras ser torturado, como le pasaba a Wallace, ya que no hay que ceñirse absolutamente a ninguna premisa inicial al ser un invento de los guionistas.

Dado que he pasado un buen rato (aunque también, en parte, ha sido por estar enumerando mentalmente las locuras que ocurrían en el trasfondo de la película) mi puntuación es bastante decente. Seguramente más de la que se merece, sí, pero me es igual.

Hay que saber diferenciar entre películas como "María Antonieta" o ésta que nos ocupa y otras como "Banderas de nuestros padres" que sí pretenden hacer divulgación (y denuncia) histórica. ¿Mezclarías un libro de Pío Moa sobre la Guerra Civil (¡ja!) con un ensayo del gran Antonio Domínguez Ortiz? ¿A qué no? Pues eso.

7 comentarios:

Sacamantecas dijo...

Pues yo la ví anoche, Santo Emule que estás en los cielos alabado seas,y me esperaba un tostón pero la verdad es que está entretenida.
Por cierto al Garra le pasa de todo hasta la hilaridad.

escritor1 dijo...

De aucerdo en todo, peeeero....
Oigaustezzz, no se meta con el Graaaan Pío Moa. ¡El mejor escritor de Ci-Fi autóctono, qué caramba!
:-)

Anónimo dijo...

(y me encontré contigo por casualidad).
No he visto la peli pero me parecen acertadas las consideraciones que hacer acerca de la calidad histórica de la misma. Pero también, incluso en unos escenarios ficticios -anacrónicos- se puede hacer divulgación histórica de aspectos culturales -inmateriales- como las relaciones sociales, etc.

Anónimo dijo...

Coincido plenamente. Es una película muy entretenida, el problema es que se intente buscar más por el hecho de ser de Mel Gibson.

Sin ir más lejos, por ejemplo, se acusa a su película de racista, cuando el protagonista es un joven maya.

O este otro blog de derechas donde aprovechan la pleícula para meterse con los progres(¡¡¡¡!!!!).

http://prevostmazp.blogspot.com/2007/01/appocalypto.html

melmek dijo...

Como película de accion me pareció muy entretenida y bien llevada, y no se me hizo larga, lo cual es de agradecer.
Espoileo:

En cuanto al rigor historico, pues claro, es lo normal; y mas teniendo en cuenta que los diveros imperios y ciudades mayas tuvieron una vigencia de casi mil años, hasta el siglo XVI. La pega es que mezcla el apogeo en torno al siglo X (me encanta la transición de la selva a las canteras, los mercados, y la urbe) con la decadencia última que coincide con la llegada de los españoles, pero si no no se podría haber hecho la escena final conjugada con las pirámides.
Y yo creo que ellos son conscientes de ello, por que los barcos que se ven al final (no me fije muy bien) no me parecieron ni carableas ni galeones, supongo que algun tipo intermedio entre ambos.

Pero para aprender historia están los libros

escritor1 dijo...

... de AJEC o Parnaso, puntualizo.
:-D

La Novia de Frankestein dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo en lo que dices. Por otro lado, no estoy del todo de acuerdo con la imagen que se da de los mayas en esta película. En cuanto a historia, no se ha abarcado mucho de historia mas bien se centra en las aventuras del protagonista.
Yo he estado en las pirámides mayas y la verdad no han aprovechado las grandes imagénes que podían haber sacado de allí.
Encontré una semejanza con La pasión de Cristo cuando la niña profetiza, habla igual que el diablo en la pasión de Cristo.
En fin creo que Mel seguirá dando de que hablar.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...