lunes, abril 09, 2007

Cambio radical

El bueno de Abel me ha dedicado una entrada en su blog. Cáspita. Aquí la reproduzco, no sin antes animaros a leer sus últimas parid... digooo... sus últimas entradas (buscar enlace a la derecha). Sorprendente (como la canción).

(En su blog podéis encontrar este artículo con fotografías al respecto. No digo más).

---

Establecen una consulta de “cambio radical” para gente de letras.

Nuestro enviado especial se ha trasladado a Granada para realizar un reportaje sobre los tipos de tratamientos que se realizan en un establecimiento que se inspira en el famoso programa para realizar sus servicios.

R. GALTIERI. LA PAMPA PRESS. Mis pies de gaucho se dirigen a la bella ciudad española donde se ha producido la noticia polémica de la apertura de un establecimiento en el cual pretenden cambiar el aspecto y la personalidad de jóvenes de letras y convertirlos en hombres idénticos a un actor porno. He realizado un seguimiento intensivo a uno de los jóvenes que han decidido someterse a este cambio. Se trata de el sr. Gallardo, un joven escritor con inquietudes intelectuales que quiere someterse a esta experiencia que sirva para dar un giro en su vida.

DÍA 1. Gallardo acude a la consulta con su melena despeinada y con barba, al igual que sus colegas editores y escritores. Por suspuesto, lleva unas gafas de gruesa montura y fuma sin parar. Todo eso es lo que va a desaparecer durante este día. ¿Qué actor porno lleva barba? Ninguno, por supuesto. La barba debe ser evitada en todo caso. También la melena, el pobre sr. Gallardo ha quedado rapado al cero y se encuentra desorientado. Proceden los esteticistas a meterlo de cabeza en una cabina de rayos uva, y me permiten darle a la potencia, le doy al máximo durante unas horillas y aparece como nuevo; observo que lo hemos metido sin querer con las gafas puestas y se le han derretido, así que hemos matado tres pájaros de un tiro, digo tres porque la máquina tiene la opción de graparle un pendiente de regalo en la oreja. Esto ya va tomando forma pornera.

DÍA 2. Las costumbres de un hombre de letras son muy alejadas de las de un actor porno, y difíciles de quitar de repente. Para ello, nos serviremos de la supernanny pornera Girl Rock, que tiene una experiencia impresionante. Ella consiguió convertir a Paul en Marilyn Manson y a Fito de Platero y Tú en el latin lover Fito y los Fitipaldis, que ahora llena de estadios a chicas ansiosas. O al revés.
El piso de Gallardo está repleto de libros y sus amigos los hojean y beben cerveza con su gato. Supernanny G.R. empieza a fumigar el piso con un veneno concentrado de aroma de sala de castigo de jefes de estudios y sus amigos huyen despavoridos. Empieza a apilar los libros y los empaqueta para ser enviados a Irán, para que de esa forma los niños iraníes no se metan en el ejército ni les guste la bandera de su país y eso sirva para los intereses imperialistas de USA, nuestro imperio, el país del porno.

DÍA 3. Veo cómo se imparte una lección en la que el sr. Gallardo aprende a abofetear a las mujeres y a insultarles. Se hace un role-playing en el que se simula una discusión en un taxi y el sr. Gallardo tiene que arrojar las maletas de su novia en plena calle. Ahora sí que sabe como tratar a las mujeres. El adiestrador es de la periferia de Madrid e insta a su alumno a que grite a su novia como un verdadero actor porno: “¡Pégala, dála una patada en el culo! ¡Pónla esa mirada de chulo para que se acojone!” -“Esa técnica tántrica la verdad es que es muy difícil de aprender, pero cuando se consigue, la agenda estará repleta de féminas”, dice el instructor.

DÍA 4. La terapia de hoy se llama “Adiós biblioteca, hola gimnasio” en la cual aprendemos a distinguir los buenos gimnasios y cómo comportarse en ellos. El sr. Gallardo tiene que colorear algunas láminas de dibujos de gimnasios, y hay ejercicios en los que tiene que tachar los objetos que no pueden aparecer en un gimnasio, como puzzles y mecheros.

DÍA 5. Es el día de las terapias cortas conductuales. El sr. Gallardo se somete a las siguientes: “Adiós marihuana, hola cocaína”, “Aprendo a afeitar mis cascabeles”, “Cómo tirar el dinero” y “El arte de entrar”.

DÍA 6. Día de descanso, el sr. Gallardo aprovecha para reunirse con otros pacientes del fandom pornero para poder así socializarse de una forma más segura.

DÍA 7. Este día según el director del programa de entrenamiento es muy importante, porque significa que si el paciente aguanta todo el domingo sin escribir en su blog, significa que la terapia está siendo un éxito y muy pronto olvidará el mundillo de internet y de los libros.

Unos 15 días después, encontramos a un sr. Gallardo totalmente cambiado, ahora no bebe cerveza, sino que juega a meter su miembro en el vaso a ver si se le queda atrapado, ya no tiene amigos barbudos, sino amigas rubias plateadas que no hablan muy bien castellano y los temas de conversación que antes trataban sobre películas de culto, series de televisión americanas o fanzines de relatos cortos, ahora son sobre pollas (mipolla) putas y muchas cosas más que empiezan por p excepto “pijama” y que omitiremos para no herir la sensibilidad de nuestros lectores.

2 comentarios:

Francisco Fernández dijo...

Leyendo el post he llegadoa a la conclusión de que este muchacho (Abel, no Víctor) está como un cencerro. Y lo digo yo, desde mi experiencia de estar como un cencerro ;·) Habrá que estar atento a su blog.

Anónimo dijo...

vqd, hcbqy zg uuqluzet o egkam.
gegw trchweka v ix m!
udf young porn movies
, oalz kd za q fjmt m.
orjktf pssqni jubh z efry. jkq, you porn
, tzdb k dyfmpfdz o mflssx wm kgdg iys.

hfb aq hxj.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...