miércoles, abril 18, 2007

La dichosa página 139

Enmarronado (y con mucho gusto, por una vez un meme que me apetece, y mucho, hacer) por el amigo Álex Vidal (a la derecha tenéis el link a su blog, yo sigo utilizando Opera y, por tanto, no me aparecen las opciones de edición de texto), procedo a la reproducción de las páginas 139 de los libros que estoy leyendo actualmente. Porque en eso consiste esto, en que la gente adivine, a partir de la página 139, en qué libro estamos embarcados. Yo ahora mismo estoy leyendo muchos a la vez, fiel a mi estilo, pero algunos de ellos no los puedo reproducir porque son "manuscritos" que estoy evaluando. Pasaré, pues, de ellos (una pena porque algunos son incluso mejores que los libros "ya producidos") y me centraré en los cuatro (sí, cuatro, ¿qué pasa?) que me consumen ahora el poco tiempo libre de que dispongo.

El primero de estos libros, de autor más que conocido, y de fecha de publicación reciente. No descubro nada nuevo si digo que es uno de mis autores favoritos, pero bueno. Vaya allá un fragmento de la página 139:

"-Lo siento, cariño -murmuró Bob.
-¿Qué te pasa? -Joan se acercó a él y apoyó la mano sobre su ancha espalda-. ¿Estás preocupado por algo?
-No.
-Cuéntamelo.
Bob empezó a desabrochar el uniforme.
-Nada importante. No quería preocuparte. Erickson me llamó ayer al trabajo para decirme que mi grupo va a partir de nuevo. Por lo visto, ahora llaman a los grupos de dos en dos. Pensaba que descansaría durante otros seis meses.
-¡Oh, Bob! ¿Por qué no me lo dijiste?
-Erickson y yo hablamos mucho rato. "¡Por el amor de Dios!", le dije, "acabo de llegar". "Lo sé, Bob", me contestó. "Lo siento muchísimo, pero no puedo hacer nada. Navegamos en el mismo barco. En cualquier caso, no durará mucho. Es posible que terminemos de una vez. Se trata de la situación en Marte. A todo el mundo le está molestando". Eso es lo que me dijo. Fue muy amable. Para ser un organizador sectorial, Erickson es un buen tipo."

No me cabe duda de que el mismísimo Álex, entre otros muchos (Melmek sobre todo) lo adivinarán fácilmente.

El segundo libro... err... digamos que lo leo a muchos trompicones. Desde hace meses. Me está gustando mucho, pero me cuesta. No me engancha. Me gusta pero... me da la sensación de que le falta algo. En todo caso, es muy recomendable. Creo.

"La autorización de seguridad de Waterhouse sube de categoría al ritmo de una vez al mes, hasta que alcanza el nivel más alto concebible (o eso cree) que es Ultra/Magic. Ultra es como llaman los británicos a la información de inteligencia que obtienen por haber roto el código de la máquina alemana Enigma. Magic es como los yanquis llaman a la información de inteligencia que obtienen de Índigo. En cualquier caso, a Lawrence le permiten ahora ver los resúmenes de Ultra y Magic, documentos encuadernados, con párrafos resaltados en rojo y negro impresos en la portada (...)".

Y no sigo más porque, para la desgracia del juego, el resto de la página son fragmentos en mayúsculas en los que se da aún más información sobre el libro. Aunque no sobre el título. El fragmento de arriba ya lo ha hecho por sí solo (sólo hay que ser un poco avispado, aunque no lo hayas leído, para saber de que superventas-casi-mainstream hablo). No me cabe la menor duda (ahora sí, del todo) de que Francisco, Juan Antonio, Charlotte... bueno, de que casi cualquier friqui que me lea va a averiguar el título en menos de tres segundos. Es muy fácil. Es tan fácil que casi pierde la gracia.

El tercer fragmento es este (y me jode ponerlo, porque he empezado el libro hoy y sólo voy por la página 113):

"Oglethorpe marcó una de las pantallas, que mostró a una criatura parecida a una ballena, con enormes tentáculos a los lados que acababan en manos rudimentarias.
-Estos tipos miden hasta cuarenta metros de largo y tienen una tecnología que les permite polimerizar agua. Hemos perdido barcos cuando el agua de su alrededor se convirtió en un charco de arenas movedizas que los engulló junto con sus tripulaciones. ¿Cómo se rentabiliza la experiencia de combatir a uno de estos tipos, a, digamos, los finwe -la otra pantalla cambió, revelando un encantador de serpientes-, que son pequeños habitantes del desierto y prefieren ataques biológicos a larga distancia".

Bueno, la página no revela gran cosa, menos mal. Es un libro MUY reciente. De hecho, lo recibí por mensajero, cortesía de la propia editorial, hace menos de una semana, y lo estoy leyendo para hacer una reseña para Vórtice en Línea. Y he de decir, señores y señoras, que por ahora me lo estoy pasando pipa. Es original, es divertida, es triste, tiene sexo, tiene muertes, tiene chistes inteligentes, tiene homosexuales activos... Yo qué sé, tiene de todo. Incluso extraterrestres. Me temo que esta no la va a adivinar nadie. Creo.

Y el cuarto fragmento. No os asustéis:

"Como en tantos aspectos de su civilización, también en el léxico fueron los árabes afortunados intermediarios. Transmitieron buen número de voces procedentes de diversas lenguas, y las amoldaron a su fonética igual que el español hizo con los arabismos. De origen sánscrito son, por ejemplo, alcanfor y ajedrez; los brahmanes de la India aparecen en el Calila castellano del siglo XIII con las formas albarhamiún y albarhamín de su original árabe. Del persa vienen, entre otras, jazmín, naranja, azul, escarlata; los helenismos son muchos: óriza > arroz, zizyphon > azufaifa, drachmé > adarme, ámbix > alambique, chymeia > alquimia, sikelós > acelga; y abundan las palabras latinas: [malum] persicum > albérchigo, modius > almud, castrum > alcázar (...)"

Y así interminablemente. Creo que Violante lo acertará de forma fácil (muy fácil, creo yo). He de aclarar que estoy leyendo este libro porque, como bien saben algunos aventajados (Charlotte, por ejemplo, o El Mono, que a él se lo he comentado), sufro una fascinación morbosa por el euskera. Encontré este libro en la estantería (es de Charlotte, por supuesto) y me puse a devorarlo. No sólo he encontrado respuestas a mi pregunta inicial de "Si el euskera es más viejo que el español, ¿hasta dónde se difundió, como penetraron sus raices en el íbero y cómo han interactuado ambos idiomas, español y euskera, a través de los tiempos", sino que estoy aprendiendo muchísimo sobre la lengua que hablo.

Ni que decir tiene que:

-Charlotte no puede participar. De sobra sabe los libros que hay en mi mesita de noche, o los que me llevo al autobús.
-Estoy terminando de escribir esto casi a las tres de la mañana porque lo último que quiero es que la susodicha Charlotte, a la que también ha "enmarronado" Álex, se me adelante a la hora de difundir el meme, quitándome mis primeras opciones.

Y mis primeras opciones, descartados los que no tenéis un blog personal en el que poder hablar de estas tonterías, y los que ya habéis tenido que soportar esto por otras partes, son:

-Violante.
-Francesita.
-Francisco.
-Abel (si es que estás leyendo algo más que las sinopsis de los dvd´s porno que te alquilas, jejeje).
-El primero que se lo pida (estoy innovando: ¡adoradme!). Y si no se lo pide nadie en una semana, para Alfonso, que seguro que le gusta.

En fin, he hecho este meme con mucho gusto. Ahora, a ver si alguien se lleva la chochona. Como premio... hum... venga, voy a poner un premio: para todo aquel que acierte de qué libro estoy hablando, y siempre que no lo tenga ya en posesión, le mandaré un ejemplar de "Pasajeros de la habitación azul", de mi autoría (ya sabéis), uno de los pocos libros del mercado que...

... afortunadamente...

... no tiene página 139.

A cuidarse.

8 comentarios:

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Ah, había un quinto libro, ahora caigo. Lo tengo en el mismísimo báter (más no se merece, por ahora): "La catedral del mar", de nosequién autor o autora, regalo de mi madre a Charlotte. Aunque, bien pensado, mi aseo es una biblioteca, y bien orgulloso que me siento: cómics de Mortadelo y Filemón, Endymion, una antología de Rodolfo Martínez, la fantástica "Historia de los Estados Unidos" de Cátedra, y alguno más que ahora no recuerdo. La mayoría, exceptuando el cómic y el ya mencionado "La catedral del mar", para cuando me sumerjo en la bañera. Ya que no puedo fumar, que sería algo asquerosito, leo. Y pongo música (Foo Fighters y Lagartija Nick, casi siempre).

Violante dijo...

Jejeje, gracias por pasarme el meme. Sólo reconozco el último, Historia de la Lengua Española de Rafael waitforit... ¡Lapesa! Uno de los grandes de la filología... A mí también me encantó ese libro, se aprende muchísimo ¿verdad?

De los otros ni idea, se los dejo a los cifimaníacos...

Y ahora haré el mío ^^
Besitos guapetón.

Felideus dijo...

Pues... el primero si no me equivoco es Philip k. Dick ¿Tiempo de Marte?; el segundo es Criptonomicón de Neal Stephenson; el tercero ni idea; y el cuarto ya lo ha soplado Violante.
Bueno, no lo he conseguido pero al menos el premio ya lo gané anteriormente ;)

Charlotte dijo...

Jo, esto de que no puedan participar adjuntos al jurado es una jodienda :P Yo me las sabía todas... Por cierto que el relato ese de Dick es buenísimo.

abel dijo...

Qué dices, si yo también soy de los que van con cuatro libros a la vez, lo que pasa que son obras del siglo XIX y sólo entiendes del XXIV en adelante.

el donoso escrutinio dijo...

Ay, que pena que no apuntara con mi chorro dorado hacia la Catedral del mar cuando entré al retrete, odio los super ventas.

Álex Vidal dijo...

Pues mira que a mí me han hablado bien del libro...

En fin, vuelvo a mi Dick (Philip K., me refiero, malpensaos :P'' )

Francisco Fernández dijo...

Me dieron en la feria del libro un cuadernillo con el primer episodio de "La catedral del mar" y no me convenció (empieza con un señor feudal muy malo, muy malo, que quiere ejercer el derecho de pernada en la boda de un pobre muchacho de pueblo con la novia ... )

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...