viernes, junio 01, 2007

Los hijos del mañana



1.0

Hay siete princesas cautivas
en el interior del útero de la bestia:
alimento herrado, carne de Cordero
que se mastica en noches ociosas,
ganado que se deglute, ganado que se condimenta,
ganado
nada más que ganado
en el interior del útero de la bestia.





2.0

El amanecer le contó a los muertos
los suspiros del alba de anteayer,
tabloides ficticios de gomina y pana,
purpurina, asco, rabia;
los muertos contestaron
con historias de chupas de cuero
hachís, botellas que se rompen
contra aceras
y cuchillos cortando aortas.

Rieron.

El amanecer le contó a los muertos
los anhelos del presuroso mañana,
niños famélicos mamando gasolina,
madres que huyen, padres que buscan su dosis
en el interior de relés y transistores,
el abuelo enfermo en una esquina
devorado pieza a pieza por un ejército de
ejecutores vestidos de verde.

Los anhelos nunca se cumplen,
comentaron los muertos.

El amanecer sonrió: no, siempre
ha de ser peor. Siempre.

Y rieron.




-----

Dos poemas con el mismo título. Me suele suceder. Entroncan con un relato, todavía inédito (mandado a Paura, por cierto, aunque no creo que entre ya que no es "terror" propiamente dicho, ya lo hablé con uno de los seleccionadores) que espero que leáis pronto.

5 comentarios:

Javier Esteban dijo...

No está mal, nada mal...

El Mono dijo...

Me gusta, quiero más :)

Charlotte dijo...

Prefiero el primero, aunque los dos están bastante bien. Ya volveré para destrozártelos a base de "sugerencias", ¡¡¡buahahahahahah!!!

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Yo también prefiero el primero. :)

Gracias a los tres.

atun 1 dijo...

en el blog del atuniracundo pensamos que sos un idiota. tenes tanto de poeta como nosotros de criadores de trucha. nabo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...