viernes, septiembre 14, 2007

50 personajes que descojonan España (V)

30. Jorge Javier Vázquez


Que quede claro que lo he elegido a él porque es un representante claro de esa morralla periodística (vía paparazzi) que inunda prácticamente todas las cadenas de televisión, las emisoras de radio, los periódicos y las revistas. Jorge Javier es un producto de nuestro tiempo, un zeitgeist bien visible y muy popular. Tal vez no sea el peor, ni el más odioso. Tal vez, sobre gustos no hay nada escrito (yo particularmente le tengo una tirria muy especial a Kiko: si no lo conocéis, mejor que mejor).

Bajo el tonto eufemismo de "crónica del corazón" (o "crónica rosa") se nos presentan las bajezas de los famosos y de los no tan famosos. La cosa se retroalimenta, y acaban convirtiéndose en populares personajes que, en primer lugar, han sido "villanos de a pie" que, por azar o de forma totalmente premeditada, se han tropezado con los periodistas rosas, los famosos de medio pelo, etc., y se han incorporado a esa lista interminable de vendedores de exclusivas y creadores de farsas televisivas. El show es lo que manda, y si hay que contar que a Jesulín de Ubrique le gusta encular a su cuadrilla, o que la Pantoja y Encarna Sánchez se chupaban el felpudo muy a gusto(1), se cuenta, se pone la mano para recoger el cheque, y santas pascuas.

Jorge Javier Vázquez y su "tomate" son sólo la punta del iceberg: cadenas públicas y privadas nos lancean continuamente con atrocidades como "TNT", "Hormigas blancas", "Si yo fuera tú", "El buscador" (oh, qué programa para dementes), etc. Es una auténtica vergüenza que, por añadidura, los conductores y colaboradores de este tipo de creaciones se denominen a sí mismos "periodistas". Pero la audiencia manda, y queda aquí mi rabieta aunque sepa que no se puede hacer nada al respecto.

(1): Para el que no esté enterado (qué suerte): pueden parecer dos ejemplos extremos, pero son verídicos. Uno, evidentemente, se entera de cosas que no querría saber cuando hace zapping por las tardes (la culpa la tiene Cuatro y los interminables anuncios que intercala en la serie Friends).

29. Javier Sardá


Una cosa está clara: cuando alguien te ha gustado, y mucho, si hace algo que crees que es merecedor de reprimenda, lo más probable es que no seas demasiado justo con él. En esta categoría podrían entrar, por ejemplo, Robe Iniesta (cantante de Extremoduro) o este señor. Fui seguidor fiel (no me perdía ni un programa, vaya) de "La ventana", su magacín en Cadena Ser (y mi programa favorito de todos los tiempos, sólo por detrás del extinto y jurásico "Panal Sur", de Canal Sur). Cuando me enteré de que dejaba la radio para presentar un programa en Telecinco me alegré. Consideré, en mi inocencia, que aportaría algo nuevo a la televisión.

No me equivocaba: aportó la mayor cantidad de mierda televisada que se ha visto en mucho tiempo. "Crónicas Marcianas" ha sido, para mí, una de las más crueles decepciones de mi vida de espectador anónimo. Si ya sus primeras emisiones me parecieron una majadería, imaginaos lo que opino de sus sucesivas temporadas. Pura bazofia, puro vómito intelectual. Encima, y para más inri y escarnio, Silvia Fominaya, que en sus principios en programas "culturales" de La2 se había convertido en un icono adolescente para mí (también lo fue Letizia Ortiz, manda güevos), hizo de este programa su campo de batalla y su pasarela. Ay, qué de hostias en tan poco tiempo.

Y cada vez que veía a Sardá pensaba en lo mismo: en los aseos de los estudios de Telecinco. Ya sabéis:

"Tres Gramillos para los Gurús de la Televisión bajo el cielo.
Siete para los Invitados de Honor en palacios de piedra.
Nueve para los Colaboradores de turno condenados a morir.
Uno para Javier Sardá, sobre el trono oscuro
en los Estudios de Telecinco donde se extienden las Sombras.
Un Aseo para gobernarlos a todos. Un Aseo para encontrarlos,
un Aseo para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas
en los Estudios de Telecinco donde se extienden las Sombras."

J. R. R. Hooked: "El Señor de los Gramillos"


¿Que el nombre real son "Estudios Picasso"? Bueno, quiero pensar que a tanto no llegaban.

Nunca vi un programa completo de "Crónicas Marcianas". Ni ganas. Pero... ¿y lo que tuve que aguantar, la de mañanas teniendo que soportar los comentarios de mis amigos y amigas sobre "el programa de anoche"? Joder, cómo te odio Sardá. De verdad te lo digo.

28. Felipe de Borbón (próximamente Felipe VI de España si nadie lo remedia)


Y qué dicharachero es el Rey, cojones. Y qué simpático, y qué llano, y qué simplón, y qué afable, y qué cachondo, y qué todo.

Pero por lo menos nos salvó el culo hace treinta años, que a nadie se le olvide. Simplemente por lo que hizo (ya fuera de motu propio, obligado por las circunstancias, aconsejado por el gran Adolfo Suárez, instado por avatares venidos de planos paralelos o inspirado en el aliento ebrio de danzarinas cantantes de revista con aviesas intenciones) ya doy por bien empleado el dinero que malgasta, sus puñeteros yates, el tener que verlo cada vez que compro un sello o miro de reojo un euro, etcétera (y qué etcétera más largo, por cierto). Pero su hijo, ¿quién es su hijo? ¿Qué ha hecho su hijo?

Ah, sí. Su hijo, de hecho, es un símbolo viviente: el símbolo de que, en España, todavía somos de la edad de Piedra. En primer lugar, somos un país democrático y un estado de derecho, pero existe una excepción que confirma la regla. En segundo lugar, imponemos la igualdad entre géneros en todos los ámbitos de la sociedad (atención, que dentro de veinte años a lo mejor hasta para las comunidades de vecinos o las juntas de la AEFCFT necesitamos un 50-50 entre sexos, qué divertido será) menos en la Jefatura de Estado. En tercero... bueno, ¿de verdad tengo que seguir?

Como ya he dicho más arriba, Letizia Ortiz era una especie de "mini sex-symbol" para mí hace unos ocho o diez años. Me despertaba cada día (en sentido figurado) con ella, y como por aquel entonces (con muy mal criterio) me gustaban así, flacuchas y monas, me parecía un buen inicio de la mañana. No, no van por ahí los tiros: si mi animadversión a la Corona se basara en lo que dictan mis genitales mal andaríamos (por lo menos yo, que apenas daría un paso sin caerme).

Felipe de Borbón, como persona, me merece todo el respeto. Coño, y tanto respeto. Y admiración: vaya vida que ha llevado. Cierto es que asistir a actos todo el santo día debe ser un coñazo, pero también lo es trabajar en la mina, pescar en el Cantábrico, conducir un taxi o un camión, ser cocinero en un hotel de costa o maquetador de una editorial chusca. Y encima sin canapés. El sueldo, en su caso concreto, creo que compensa el grandísimo esfuerzo de codearse con lo más granado de la sociedad mundial, dormir en suites de lujo y demás banalidades. Y su única obligación, que era la de dar un heredero a la GrandeyLibre España, la postergó hasta el último momento (no, los intentos fuera del matrimonio y con gomita, aunque seamos un estado supuestamente, juas juas, laico no cuentan).

Un crack que me hace reír y llorar a partes iguales.

27. Mercedes Milá


Periolistilla hasta la médula (otra más que deja en mal lugar a los auténticos profesionales, que son muchos y muy buenos) y adalid de la lucha contra el tabaco. Ha patrocinado numerosos estudios sociológicos, entre los cuales no es el menor el que se detecta en gran parte de la población mayor de treinta y muchos años, que le perdonan su errática existencia actual debido a sus múltiples contribuciones al mundo del periodismo democrático en los últimos treinta años.

Ya, pero yo soy un imberbe y sólo la he conocido presentando programas de mierda, diciendo estupideces que le dictan guionistas de mierda y tratando con sumo respeto a concursantes de Gran Hermano. Horreur. No la perdono, ea.

Pero, dejando aparte ese gran invento de Telecinco que fue GH (en buena hora...), sus dos facetas más horrendas y risibles (que de eso va este ranking, después de todo) han sido sus cruzadas anti-tabaco y, sobre todo, sus últimos trabajos de (sic) "investigación periodística". Por desgracia alguno de ellos me tragué, y haría especial hincapié en el especial sobre las drogas si no fuera porque me produjo un trauma instantáneo que me impide hablar del tema. ¿De verdad esta mujer y sus colaboradores son periodistas? ¿Se atreverán, después de tal cantidad de arbitrariedades y de manipulación decir que "La Razón" no es un medio de comunicación cualificado?

Otra progre que me toca los cojones. No literalmente, menos mal, porque si no yo ya estaría corriendo. No reflexivo, ojo, no reflexivo: correr a secas.

26. Enrique Bunbury

Inofensivo varón de raza blanca, otrora buen letrista; imitador de Jimmo en sus comienzos, ahora se decanta más por la vertiente vegana del asunto rock. ¿Un nuevo Prince-on-the-rocks? ¿El símbolo de una generación que se regenera autofagocitándose? ¿La patada en el culo que el siglo XXI da a los 90?

No, coño, no, simplemente un esnortao (o desnortado, como queráis, amiguitos madrileños) que ha perdido el norte (valga la redundancia)... aunque no lo suficiente como para andar vagando por el Shangri-La y estar, en definitiva, muy muy lejos de nosotros.

Yo fui un fan de Héroes del Silencio. Lo reconozco. Jode y duele pero lo confieso alegremente. Me sé todas sus letras de memoria (menos las de las caras-b y las de su primer disco: o sea, un fan modelo).

Es más, voy a añadir algo: algunas canciones de Enrique en solitario me gustan mucho. También me gusta la canción "Gulliver", de Miguel Bosé, o "Ni una sola palabra", de Paulina Rubio, y casi todas las de Shakira (o sea, que mi criterio musical es casi nulo).

La cuestión es: entonces... ¿por qué me río tanto de él (que no con él)?

Uf, difícil cuestión. La dejaré para mañana. Mientras tanto me busco imágenes de su última gira en Youtube para echarme unas risas. Nunca falla, jeje.

---

CONTINUARÁ

15 comentarios:

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Otra razón más para reirme (y odiar) a SAR:

ENRIC CORBELLA - Madrid El encuentro entre España y Alemania estuvo quince minutos parado en su inicio al no funcionar los cubos que cuentan la posesión de 24 segundos encima de ambas canastas. De hecho toda la primera parte se tuvo que seguir de forma manual. Los responsables de Mondo, que llevan los marcadores que se encuentran en el Palacio de Deportes, trataron de arreglarlo sin éxito hasta que descubrieron que la culpa de todo era de... el servicio de seguridad del Príncipe de Asturias.

Y es que Mondo quiso estrenar en esta fase final del Eurobasket una tecnología puntera que comunica la mesa con los marcadores de 24 segundos de forma inalámbrica. Para ello sustituyó el sistema tradicional que tienen instalado en el Palacio por éste y realizó un encuentro simulado el miércoles en el que funcionó a la perfección. El primer encuentro de cuartos de final entre Rusia y Francia también se desarrolló sin problemas con este sistema. Pero cuando el choque entre España y Alemania iba a comenzar, los marcadores no funcionaban... porque el barrido de frecuencias realizado por los miembros de la seguridad del Príncipe los habían inutilizado. Los técnicos trataron de arreglarlos sin éxito y los dos primeros cuartos se tuvieron que disputar con seguimiento manual y el speaker advirtiendo a jugadores y públicos cuando faltaban ocho segundos de posesión.

Cuando se dieron cuenta del motivo del fallo, conectaron con cable tradicional la mesa y los marcadores y la segunda parte se pudo disputar sin más problemas.

Violante dijo...

Shakira tiene canciones estupendas pero quedan relegadas porque es un símbolo comercial. Acabo de leer que ha estado estudiando este verano en UCLA y que ahora va a dedicarse a una fundación benéfica de varios artistas para ayudar a Perú. Ella, además, tiene la suya propia desde hace diez años...
Pero eso no le importa a nadie, claro. Siempre seré una defensora de Shakira (espero que no le pase lo que a Sardá... Entonces la odiaré jejeje.)

Vaya ránking más currao, Víctor, deberías enviárselo a los de La Sexta, que seguro que Ángel Martín le saca partido...
Besos.

Jafma dijo...

Sí que te está quedando bien, sí. Y no te preocupes por lo irracional de los gustos (musicales o no). Es lo que tienen los gustos :-)

Charlotte dijo...

"y como por aquel entonces (con muy mal criterio) me gustaban así, flacuchas y monas"

¿Y ahora cómo te gustan? :P

Juanma dijo...

¿Cómo te atreves a meterte con Bunbury? ¿No ves que se te van a caer encima todos sus friquis? Míralos, no se andan con chiquitas:

http://www.simbionte.org/?p=343#comment-37593

Juanma dijo...

Cuando se dieron cuenta del motivo del fallo, conectaron con cable tradicional la mesa y los marcadores y la segunda parte se pudo disputar sin más problemas.

O sea, como su hermana Cristina, pero a lo bruto: con tal de joder a la selección nacional...

Juanma dijo...

¿O era con alguien de la selección nacional? ;)

Nashiel dijo...

Iba a defender a Bunbury y ya me han llamao friqui antes de hacerlo... que vida esta...pa un dia que iba a dejar un comment por aqui...

Víctor Miguel Gallardo dijo...

O sea, como su hermana Cristina, pero a lo bruto: con tal de joder a la selección nacional...

Jojojojo, qué cabrón, me parto...

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Nashiel, tú defiende: que yo he reconocido que no me disgusta su música... pero sí su personalidad, que me hace reír con ciertas tonterías. Por ejemplo, el famoso concierto que dejó a medias en Zaragoza. O la vuelta al escenario de Héroes cuando Bunbury había sido categórico en afirmar que JAMÁS volverían.

Bueno, no exactamente jamás. En una entrevista que le vi, el presentador le preguntaba que si había alguna posibilidad de que Héroes del Silencio volvieran alguna vez. Enrique Bunbury se quedó pensando un segundo y luego dijo:

"Bueno, si hubiera un golpe de estado en España, y el nuevo presidente me llamara, me pusiera una pistola en la boca y me dijera: "O volvéis o te pego un tiro"... Bueno, creo que en esas circunstancias Héroes volvería..."

(Más o menos)

O sea, que la culpa de la gira de HdS es de Zapatero, qué cosas.

En todo caso, lo que está claro es que Bunbury tiene ese "algo" que se menciona en el blog de Simbionte: o se le quiere o se le odia, no suele haber término medio (creo que a lo mejor yo soy la excepción que confirma la regla).

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Ah, Charlotte, ahora no me gustan flacuchas y monas. Ahora, en verano y primavera adopto el lema almuñequero de "Me gustan todas y alguno", y en los meses fríos simplemente me gustan todas.

Ya en serio, ahora que repaso mentalmente, me parece que lo de "flacuchas y monas" no es del todo cierto (muchas de las chicas que me gustaban no eran nada flacuchas, y algunas ni siquiera eran monas). A mí me gustan todas las chicas que tengan algo especial, ya sea un buen culo, una buena conversación, una camiseta que quiero para mí, unos ojos de esos que te embelesan, un coche caro, un padre rico, un pelo bonito, una voz curiosa, una risa agradable...

Que sí, que me gustan todas. Con pocas chicas que haya conocido me ha pasado eso de pensar "joer, no hay nada de ella que me guste". De hecho, sólo se me ocurren un par, que por supuesto no voy a mencionar (aunque es evidente que, a no ser que les guste Bunbury, no van a entrar nunca en este blog).

Charlotte dijo...

"A mí me gustan todas las chicas que tengan algo especial, ya sea un buen culo, una buena conversación, una camiseta que quiero para mí, unos ojos de esos que te embelesan, un coche caro, un padre rico, un pelo bonito, una voz curiosa, una risa agradable..."

Bueno, yo tengo una camiseta de los Smashing Pumpkins, ¿sirve?

Víctor Miguel Gallardo dijo...

:O ¿Pero esa camiseta no es mía? Pregunto.

Y claro que sirve. :P

Charlotte dijo...

Lo que se da no se quita :P

Nashiel dijo...

Jejeje...que me vas a contar a mi del concierto ese?? como que me quedé alli esperando...

No fue Zapatero...la de la pistola fui yo :P

Y si, ciertamente eres un caso raro por el termino medio, pero siempre he oido que los extremos no son buenos, asi que felicidades.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...