lunes, diciembre 17, 2007

El Alcazar no resiste

Siento la broma fácil, pero viene a cuento.

Ésta es una anécdota sin importancia, pero ahí queda. Había un último bar en Granada, el Emilio/Derby (ese es el nombre), justo al final del Paseo de la Bomba (allí donde, junto al Puente Verde, has de elegir entre Carretera de la Sierra y Avenida de Cervantes), que conservaba un luminoso de Cervezas Alcazar, la cerveza jiennense por excelencia. Nunca hubo muchos en Granada, la verdad. De hecho, sólo recuerdo dos o tres más en una ciudad dominada por los carteles de Alhambra.

De un tiempo a esta parte todos esos carteles se han convertido en carteles de Cruzcampo, San Miguel, Guinness o qué sé yo. Incluso los de Alhambra ya no son mayoría. Hay unos cuantos, todavía, de Estrella Levante (el "Ave Turuta" o "La Alpagartapa", por ejemplo) y poco más que se salga de la norma.

El martes pasé, dentró del autobús, por delante del Emilio/Derby, y allí estaba el cartel de Cervezas El Alcazar. Precioso, como siempre ha sido. Monumental, y nunca mejor dicho.

El viernes, en el mismo autobús, ese cartel había derivado en uno de Amstel. Qué decepción. Qué estúpido enfado subsiguiente.

Parecerá mentira, pero ese último luminoso de El Alcazar era como un rayo de esperanza, ese último bar que se resiste a entrar en el juego de las multinacionales. Un par de veces he tomado café y tostadas allí, e incluso me he maravillado de poder escuchar allí, a las diez de la mañana, buen hip hop español mientras desayuno. Pensé que, al igual que se supone hizo el Alcazar de Toledo durante la Guerra Civil, el Emilio/Derby resistiría con su anticuado luminoso blanco y rojo durante cien años más mientras los Doble V sonaban en sus altavoces de tres al cuarto. Me equivocaba, claro, y un nuevo cartel preciosísimo de Amstel me saluda desde hace unos días. Brilla muchísimo más, está más limpio, se ve más moderno. Menuda puta mierda.

Yo fui de esos que, hace una década, abanderó una campaña de consumo intensivo de cerveza marca Alhambra ya que ésta estaba a punto de desaparecer. No sé si la campaña dio sus frutos, pero el caso es que, a la par que mi hígado empezaba a irse al garete (ya daré más datos, al estilo Pratchett, en post futuros), Alhambra no sólo no desapareció, sino que se convirtió en la empresa cervecera española independiente más importante del estado.

Llegaron unos sudafricanos con origen granadino y quisieron comprarla, pero no pudieron.

Llegó Nueva Rumasa para comprarla, pero tampoco pudo.

Unos años después, la compró la que es seguramente la mayor cervecera española. Con dos cojones, Alhambra ya no es ni independiente ni nada. Ahora es una marca más, muy prometedora, en un mundo de multinacionales que se hacen la competencia a ellas mismas.

Y el Alcazar no resiste.

Yo una vez compré una litrona de Alhambra en Sevilla. Estoy hablando del año 2001, y aquello me pareció un hito. ¡Una Alhambra de litro en la ciudad de la Cruzcampo!

Yo fui a una feria de Málaga en la que las casetas oficiales tenían como cerveza Alhambra. ¡Alhambra como cerveza oficial en un lugar en el que se fabrica San Miguel y Victoria!

Mi suegro pudo encontrar Alhambra en un supermercado de las afueras de Londres. De España sólo tenían tres cosas: el vino Campo Viejo, la San Miguel y la Alhambra. El que no tenga un subidón con esto es que no es humano.

Eran pequeñas victorias. Pero, coño, las pequeñas victorias son importantes. Que tu marca favorita de cerveza subsista y progrese es de agradecer. Si encima es de tu ciudad y se fabrica a un par de kilómetros de casa de tus padres, mejor que mejor.

Si luego viene una multinacional y la compra, pues oye, mira, a lo mejor es lo que tenía que pasar. Ole sus güevos.

Pero, por favor, que no me quiten el último luminoso de El Alcazar, porque acabas atando cabos y pillando un rebote de muy señor mío.

Suputamadre.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Saludos de un granaino residente en Barcelona. Solo comentar que estoy en tu onda en cuanto a que se van cargando los simbolos de nuestra cultura, nuestra sociedad. Si te sirve de algo, solo bebo por aqui cerveza Alcazar(la pilsen que es la que nos dejaron, la venden en los corte ingles¡¡) y Alhambra(sobre todo la 1925) que es la mejor cerveza nacional y la puedes encontrar en todos los supermercados. Es una pena que estas marcas esten en mano de multinacionales sin escrupulos, la alcazar es el orgullo de Jaén

Anónimo dijo...

saludos compañero cervecero, pues la alcazar aun sige resistiendo si mal no tengo entendido la compro heineken pero se sigue comercializando estas navidades pasadas baje al pueblo de mis mis familiares y me subi a madrd ke es donde vivo 7 cajas de litronas alcazar y una cajaja de 4 kilos de alcaparrones y mi padre se suvio dos cajas de latas de alcazar asiesque aunke tb creo ke ya solo se comercializa en jaen pero de momento la cerveza se sigue fabricando y es mas este finde me subire mas aprobechando ke e de ir a la comunion de mi prima pues aprobechare el viaje pa suvirme otro cargamento jejeje.saludos

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...