viernes, abril 04, 2008

Attention whores del messenger

Y de los blogs. Y de los fotologs. Y de los espacios personales de Windows Live. Y de...

De un tiempo a esta parte, sobre todo en el messenger (que aunque apenas lo utilizo sí que lo tengo todo el santo día puesto) he observado (hasta ahora ni me había fijado, soy así de guays) una puñetera manía de la gente que, si bien ni me molesta ni me deja de molestar, no dejan de resultarme curiosa: los "nicks" que se coloca la gente. Los hay de todo tipo, pero los que más nervioso me ponen son aquellos que reclaman la atención de los contactos. Esos que, efectivamente, son como una llamada lanzada al viento para que inicies una conversación y les preguntes que de qué va eso. Desde el más inocente, ese de "llevo tres semanas sin fumar y sobrevivo" (no miro a nadie, Dani) o el de "pasado mañana estoy en La Puebla de Cazalla" (que es uno que yo utilizo a menudo), que son más bien informativos, hasta otros mucho más explícitos del tipo "me he enrrollado con el cantante de tal grupo" (verídico), "me ha dejado mi novio/a" (también verídico), "qué desgraciaíco/a que soy" (fatalmente verídico) o incluso gente buscando trabajo (ahora mismo uno de mis contactos aprovecha tanto para buscar trabajo como para vender coche). También muchos mensajes de amor, muchísimos, algunos tan íntimos que querrías no haberlos leído.

¿Putillas de la atención o forma de catarsis?

O, seguramente, esto es parte del zeitgeist, de estos tiempos que nos han tocado vivir en los que gran parte de nuestras amistades son "virtuales" o viven a kilómetros de nosotros. Eliminada la posibilidad de una buena charla alrededor de un café para desahogarnos o comunicar nuestros más inmediatos proyectos o ilusiones no tenemos más remedio que comunicar mediante estos métodos (y los mensajes en los blogs y demás) un pequeño resumen de lo que en ese momento nos preocupa, hiere, ilusiona o inquieta con la esperanza de que alguien, sinceramente interesado, coja el testigo para poder iniciar una conversación.

Sigo observando.

--

PD: Ni que decir tiene que yo he caído en todos esos ejemplos, seguramente no en el messenger, pero sí en este blog y en el anterior. Muchas veces. No estoy criticando, estoy pensando en voz alta y preguntándome por qué hemos llegado a estos extremos.

3 comentarios:

Cocó Violante dijo...

Yo siempre tengo puestos versos de poemas o frases de canciones (que entrecomillo con rigor, no vaya alguien a pensarse que soy tan buena escritora y se decepcione.)

Alguna vez he puesto algo en plan "me voy el finde a...", pero no es muy usual en mí.

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Yo sí lo hago, más que nada para ver si alguno de mis contactos coincide en tiempo y espacio conmigo (es más fácil que abrir ventanas uno por uno y preguntarles si podemos quedar). ¿Ves? A mí me encanta encontrarme citas. Ahora mismo Dani tiene una buenísima: "No se toca un blues para estar más contento sino para que los demás estén más tristes". :D

Gorinkai dijo...

No le des muchas vueltas, es simplemente lo que dices: la gente con la que podemos charlar de según qué cosas anda dispersa y los vemos por Internet más a menudo que de cualquier otra forma. Si no tenemos a mano a nadie, dejamos* el reclamo y alguno preguntará.

*Yo también, claro. Si no tengo nada relevante o tengo pero no me interesa que se vea públicamente, pongo una cita de algo, es lo más habitual. Pero cuando toca ración de exhibicionismo, toca.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...