viernes, julio 11, 2008

Las cuentas del Gran Capitán

Preguntado por el rey Fernando el Católico acerca de cómo diablos había gastado tanto dinero en Nápoles (reino que él había conquistado), Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán (cordobés de nacimiento y granadino de adopción), replicó con esta carta:

Por picos, palas y azadones, cien millones de ducados; por limosnas para que frailes y monjas rezasen por los españoles, ciento cincuenta mil ducados; por guantes perfumados para que los soldados no oliesen el hedor de la batalla, doscientos millones de ducados; por reponer las campanas averiadas a causa del continuo repicar a victoria, ciento setenta mil ducados; y, finalmente, por la paciencia de tener que descender a estas pequeñeces del rey a quien he regalado un reino, cien millones de ducados.

Y de ahí viene lo de "las cuentas del Gran Capitán". En Granada esa expresión se dice mucho en relación a cuentas mal hechas o hechas de cualquier forma. No creo que fuera la intención del gran militar, claro.

3 comentarios:

Cocó Violante dijo...

Qué curioso, nunca lo había escuchado. El texto es glorioso.

Palbo dijo...

Hay alguna combinación de letras que forma el comentario más lindo que te podría dejar jamás. Hay alguna combinación de letras que forma un mensaje que nadie soñó, y que te podría cambiar la vida.

Esta combinación de letras no es nada de eso.

Una maruja en internet dijo...

Yo creo que ya se le habia pegado lo de la "malafollá" granaina, es buenísimo lo de los guantes perfumados :).

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...