martes, julio 22, 2008

Premio Ignotus 2009 a mejor producción audiovisual + El fin de Doraemon



Aún no sabemos (es cuestión de horas, tranquilos que está todo controlado) los nominados a los Premios Ignotus 2008 y yo ya tengo claro cual es mi favorita, en la categoría de Audiovisual, para los premios del año que viene.

Fran y Paloma (esa gente maravillosa que lleva la página de reseñas breves El Reino del Garbanzo) me pusieron sobreaviso de que el final de "Los Serrano", esa barrabasada que ha redefinido el término "españolada" (en cuanto a series de televisión se refiere) tras "Médico de familia", traía cola. La trae, la trae.

Viviendo en familia (en una familia normal, digo, como es la mía) es más o menos inevitable haber visto algún que otro capítulo. Yo me tragué un par de temporadas, creo, aunque supongo que Verónica Sánchez tenía algo que ver. O mucho que ver. Y su amiga rubita. Y Belén Rueda, que también tiene un... En fin, que me desvío del tema: el final es impagable, pura y dura ciencia ficción, fantasía y terror, todo ello condensado en seis minutos inigualables paridos de la mente de guionistas enfermos y hartos.

Atención a la caracterización de personajes para hacerlos rejuvenecer (el pijama del niño pequeño, las coletas de la benjamina), a los guiños a sucesos futuros (ese "al final se acabarán queriendo" o "me voy a casar con esa mujer") o a la cara de gilipollas integral del bueno de Resines. Impagable, impagable, impagable. Un final antológico sólo a la altura del de la ya mencionada "Médico de familia" (final de serie en la que, recordemos, nos hicieron llorar a raudales haciéndonos creer que había muerto en accidente de tráfico un enfermero con Síndrome de Down; vaya alivio al comprobar que había muerto sólo el otro enfermero, el tonto).

---

Y, ya que en la conversación con Fran y Paloma también salió el tema, insistir en que Doraemon no ha terminado, así que ninguno de los dos finales más difundidos como leyenda urbana (ni el que sugirieron ellos ni el otro que yo había oído) son ciertos. A saber: ni es todo un sueño que Nobita ha tenido durante un coma, ni Doraemon se rompe y Nobita se mata a estudiar para, en el futuro, ser un ingeniero que lo pueda reparar. Que no. Doraemon empezó a emitirse en Japón en abril de 1979, y todavía sigue emitiéndose (mil y pico capítulos, y contando, ahí es nada).

Pero afinemos más, que me estoy refiriendo al anime, y no al manga original, que para más inri empezó diez años antes, en 1969, y terminó de publicar material inédito en 1996 (creo que la muerte de los dos guionistas tiene algo que ver en este "trágico suceso").

Wikipedia en inglés y otras fuentes de las que se alimenta Wikipedia hacen referencia a una tercera "leyenda urbana" acerca del final. Traduzco no textualmente (especialmente porque soy incapaz) sino más bien moviéndome en el contexto del mundo de las ideas (casi casi como si tradujera mirando pasar las palabras en idioma bárbaro desde el fondo de la caverna o como si un ángel me hubiera revelado el paradero de unas planchas de oro que debiera traducir ayudándome de unas piedras con la cabeza metida en un sombrero, no sé si sabéis a qué me estoy refiriendo).*

Final falso 1:

-La batería de Doraemon se jode y Nobita se ve en una tesitura difícil: si lo recarga, se reseteará su memoria. Así que prefiere sacrificar una vida cómoda basada en los inventos de ese bicho raro que viene del futuro y empieza a estudiar duro (cosa que hasta entonces, y ya hemos dicho el número nada despreciable de capítulos de que consta la serie, había sido incapaz de hacer), convirtiéndose al final en un experto en robótica y en IA´s que consigue reparar a Doraemon.

(Este final, desde mi punto de vista, carece de lógica. A Nobita la memoria de Doraemon se la tenía que traer poco menos que al pairo: ¿conservar a un robot QUE LE AYUDA CON INVENTOS IMPOSIBLES y que piensa que él es gilipollas o empezar de cero con un robot QUE LE VA A AYUDAR IGUALMENTE (porque así lo programaron en el futuro) CON INVENTOS IMPOSIBLES pero que, en contraprestación, no tiene una idea preconcebida sobre él?)

Final falso 2:

-Nobita es autista, y todo es un montaje de su cabeza para soportar mejor su soledad.

Hay que decir que incluso hubo manifestaciones de fanáticos de Doraemon (¡coño! ¡Los hay!) cuando se filtró este final. Los responsables del engendro los calmaron, asegurando que esto no era cierto.

Final falso 3:

-Nobita se golpea la cabeza con una roca y cae en coma. Doraemon vende todos sus artilugios (menos uno) para pagarle una operación que, desgraciadamente (me pregunto para quién) sale mal. El último artefacto del futuro que conserva Doraemon permitirá que Nobita se traslade, como último recurso, al sitio que le salga de los mismísimos sashimis. Nobita elige ir al cielo. Típico.

No es exactamente "el final del coma" que circula en España, que más bien parece un híbrido entre el "final falso 2" y el "final falso 3". No obstante, hay algo que debéis saber: en el manga sí que existen tres finales para la serie. A saber:

Final auténtico 1 (nunca reeditado):

-Las autoridades del siglo XXII (las mismas que enviaron a Doraemon al siglo XX para que el Nobita pasado no fuera un desastre y mandara al arroyo a sus descendientes) se dan cuenta de que los viajeros en el tiempo están causando muchos problemas, así que prohíben dichos viajes. Doraemon es obligado a regresar y deja a Nobita solo. Fin.

(Sencillo y directo: Doraemon se extralimitó, la cagó y se acabó el papeo)

Final auténtico 2 (nunca reeditado):

-Doraemon debe regresar al futuro por alguna razón desconocida, pero le dice a Nobita que lo hace por ciertos problemas técnicos. Nobita promete esperarlo, pero Doraemon descubre de pronto que es lo suficientemente maduro como para comprender la verdad (o sea, que se larga por algún problema que no le piensa decir) y se lo dice. Nobita lo comprende. Doraemon se va. Fin.

(Es absurdo, para cualquiera que haya visto más de tres minutos del anime o leído más de tres páginas del manga, pensar que Nobita es maduro. Existen ex-alcaldesas de Marbella, presidentes del FC Barcelona o ex-novios en la blogosfera mucho más maduros que este ser gafudo vestido de amarillo. Lo cual lo dice todo)

Final auténtico 3 (el oficial, aunque luego quedó en entredicho cuando las audiencias y lectores dejaron de volver la espalda al gato cósmico de las narices):

-Doraemon tiene que irse, y Nobita lo acepta, pero en un último paseo por el parque se topan con el gordo de las narices (como se llame). Nobita lo intenta vencer a toda costa para que Doraemon, que obviamente está mosca por la corta esperanza de vida que se le presupone al protagonista, pueda partir sin preocupaciones. El gordo, por alguna razón, se deja ganar, y Doraemon (aunque duda) se va al futuro.

No obstante, y aunque este final data de 1973, muchos años después se retomó en uno de los largometrajes basados en los personajes de la serie. Aquí, para no matar la gallina de los huevos de oro, la idea original de final para la serie se mezcla con otra: Doraemon lleva en su interior un líquido que hace cumplir lo contrario de lo que se dice. Nobita lo toma. Nobita, tras la pelea, se lamenta de que Doraemon nunca volverá, lo que hace que vuelva, aunque como la pócima sigue en uso debe seguir diciéndole a su amigo azul del alma lo contrario de lo que quiere que pase. Fin.

(Patético)

Este es el final (el del anime, no el del manga, que mola más) más comúnmente aceptado. De hecho podéis verlo en Youtube y otras páginas similares. Un final casi tan malo (¡casi!) como el de Los Serrano.

---

* No estoy hablando de ninguna gilipollez: si en vez de un bloguero del siglo XXI fuera un mindundi del XIX este post habría creado una religión. ¿De verdad no sabéis de qué estoy hablando? ¡Herejes!

7 comentarios:

titobobb dijo...

Nobita iba de tripi, lo mismo que Alicia de setas... lo sabe todo el mundo.

Cocó Violante dijo...

Qué final más horrible y cutre, al nivel de la serie. Y deja claro que suicidándose se arreglan los problemas... Buena lección en una serie familiar ¬¬

Con respecto a Doraemon... ¿Qué hace gente adulta viendo esa serie? :S

titobobb dijo...

mmm... como empieces a cuestionar que hace la gente adulta viendo el 80% de las producciones audiovisuales en general... es mejor no pensarloy verse un capitulillo de algo :D

Cocó Violante dijo...

jajaj sí Titobobb, si yo veo capitulillos de tó, pero Doraemon... Hasta ahí no llego :P

Hasta que estrenen la segunda temporada de Californication no tengo nada que ver (empecé con Héroes y no me enganchó, qué le vamos a hacer...)

¿Recomendaciones? Voy a ver si consigo "A dos metros bajo tierra", que tiene buena pinta.

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Mira por donde, a mí esa no me gusta. :D

Y Doraemon es un clásico, jejeje.

Charlotte dijo...

Coco, Carnivale. No digo más.

Jorgeman dijo...

El final falso que yo conocía era que al final se revelaba que Nobita era autista y estaba recluido en un hospital psiquiátrico.

Curiosamente, hay un episodio de Buffy Cazavampiros que es así. No es el episodio final, pero en mi opinión habría ido genial como cierre de la serie

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...