lunes, septiembre 01, 2008

Guau... digo: ¡WoW!


Fin de semana enclaustrados jugando al World of Warcraft, lo cual viene bien porque es más sano, para el cuerpo y para la cartera, quedarse en casita jugando al ordenador que frecuentar los bares ingleses de Fuengirola.

Aunque mi personaje principal es un cazador Tauren (ahora mismo a punto de pasar a nivel 18, ya sé que es poca cosa pero es que llevo apenas tres días con él) de nombre "Invasión" (es una larga historia, pero si añado que mis dos compis son "Sodomía" y "Bukkake" y que todo surgió por una coña en la Campus Party... pues seguramente no he explicado nada, pero da igual) también le tengo mucho cariño a un personaje orco, de nombre Chôkô, que llevo a la par que Charlotte lleva su orca de nombre Alméndräh (más o menos, no recuerdo bien las tildes y similares).

El WoW mola mucho siempre y cuando te lo tomes como lo que es: un divertimento. Punto. Ya critiqué a los enfermos del WoW, esos que se prostituyen para comprarse un grifo (verídico) o que se empeñan en afirmar que "el juego empieza a partir del nivel 70". A estos últimos les diría que hay que ser un gilipollas de campeonato para aguantar hasta dicho nivel 70 si no te gusta el juego hasta que llegas al fatídico último nivel. Porque son meses para evolucionar el personaje tanto, carajo, y me asusta pensar en la vida social (o más bien en la carencia de ella) de un chico o chica que tenga tres, cuatro o cinco personajes de diferentes razas a nivel máximo.

Aparte, como siempre los lunes:


Nueva tira de Iron Mango. Pues claro.

1 comentario:

Gorinkai dijo...

A mí lo que me tiene muy ojiplático desde hace tiempo es el personal que se dedica a jactarse de sus logros en el WOW, que si mi personaje esto, que si el otro día logré aquello, que si ... (bah, me da pereza buscar ejemplos, y ya te conocerás unos cuantos). Y también caigo en lo de pensar (con más lástima que acojone, eso sí) en qué diablos hace esa gente con su vida real para que lo único que puedan destacar como logro meritorio sea lo que hacen en un puto videojuego.

Y es que, hay que joderse, yo he machacado la rebelión de la Alianza cada vez que cojo las tropas del Imperio en el Star Wars Battlegrounds (lo que demuestra que los mandos imperiales son unos incompetentes y que los guionistas tienen favoritismos, todo a la vez), y en el Age doy sopas con honda como estratega a Gengis Jan, Atila y Federico Barbarroja juntos, pero de ahí a considerarlo un logro vital-personal digno de ser mencionado en mi CV...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...