lunes, septiembre 08, 2008

Fuengirola sucks!

Iba a escribir un post muy sesudo sobre las nauseas que me dan de repente en ciertos lugares de la Costa del Sol cuando veo a tantísimo inglés (y similar) de esos que pueden encuadrarse dentro del término de "basura blanca" ("white trash" en su infernal idioma), pero me voy a limitar a biliar un rato.

El Reino Unido debería estar primando a los ayuntamientos de la costa malagueña por soportar a semejante gentuza. Maleducados y groseros hasta decir basta, violentos por definición, gritones, mal vestidos... se me ocurren muchos calificativos. Vienen aquí para pasearse por las calles en chanclas y bañador (muchas veces sólo con eso, sin camiseta), mostrando sus orondas lorzas y sus tatuajes de mala muerte, mirándote con suficiencia con unos ojos vidriosos que reflejan, más incluso que su andar errático y su lengua pastosa, que llevan borrachos desde que pisaron la península, y que no recobrarán la sobriedad hasta que la abandonen. No consumen nada más pequeño que una pinta (estoy convencido que lo de las medias pintas lo han tenido que introducir en muchos de los garitos para satisfacer a los españoles y sudamericanos). No abusan de los licores, eso sí es cierto, pero la cerveza la toman a mares. Yo, que soy un gran consumidor de birra, no dejo de maravillarme de que, en comparación, soy un infante de pecho intentando emular a auténticos profesionales.

Ahora alguien dirá que la Costa del Sol vive del turismo. Sí, seguramente, sobre todo de los europeos (ingleses, daneses, fineses y belgas) que viven en urbanizaciones de Mijas, Benalmádena o Marbella. De los otros, de los que estoy hablando, dudo que pueda vivir nadie más allá del tabernero de turno. Y, desde luego, la repercusión en la economía de la zona es nula: viven en pisos que les alquilan compatriotas, comen y beben en locales de compatriotas, y si tienen que comprar algo van a Dunnes Stores o a Iceland, nunca al super del barrio o al bar de Pepe. Muchos llevan años aquí pero no hablan ni una palabra de español. Ni falta que les hace. Sus churumbeles, camareros y relaciones públicas de discotecas del Paseo Marítimo, todavía no tan tatuados como ellos, tampoco, con las divertidas consecuencias de pasear por allí mientras un montón de rubias anoréxicas y musculitos con cara de hooligan retrasado mental te invitan a entrar en sus bares de mierda (bares de los cuales lo mejor que se puede decir es que son indecentemente baratos y que allí jamás escucharás a "El canto del loco", aunque sí a grupos similares de las Islas).

Es que, directamente, manda cojones. El "Pig´n´Whistle", mi bar de los fines de semana, me encanta. El dueño, Brian, es inglés (de Devonshire, o eso parece, pero la verdad es que todavía no lo he visto tomarse más que un par de pintas... supongo que al ser pureta ya no puede permitirse ciertos lujos), y los camareros (Stewart, Chris y Siân) también (bueno, ella es galesa, lo cual explica el curioso nombre), pero al menos chapurrean. Resultado: es un bar de moda lleno de españoles. También hay ingleses, pero a veces los españoles (y similares, también van argentinos, bolivianos, paraguayos...) somos mayoría. Pero aun así hay detalles que no llegas a entender: los huevos en salmuera en un bote pueden ser más un detalle freak que otra cosa; que las patatas fritas sean Walker´s y no Matutano... ay, eso sí que no lo puedo entender.

Pero lo entiendo: incluso los distribuidores para locales ingleses son ingleses con productos ingleses. Para el que no lo sepa, Walker´s y Matutano hacen los mismos productos, aunque a veces los sabores no se corresponden porque se adaptan a los gustos locales (nosotros tenemos las Lays de queso manchego y ellos las Lays de cóctel de gambas). Todo esto tiene cierto sentido: un inglés de vacaciones que, aparte de la paella y la sangría, no tiene ningún interés en adentrarse más en la cultura culinaria local, va a preferir tener a mano productos que conoce. Pero toca los huevos igualmente: ya que son ruidosos, borrachos y feos, que al menos dejen algo de dinero para el país. Pero no: llegan al aeropuerto de Málaga en aviones de Monarch o Ryan Air (desconfía del que venga en British Airways porque a lo mejor es decente), de allí al lugar de "descanso" (yo lo llamaría más "borrachera soleada") en coches con conductor inglés previamente contratados por internet (no se suelen ver a esos hooligans en el cercanías de Renfe, el tren es más para jubilados escoceses y quinceañeras de Buckinghamshire), se alojan en casas alquiladas por semanas de compatriotas, van a bares ingleses, se rascan los huevos murmurando tonterías sobre el cricket y el Cinco Naciones, y me atrevería a decir que ni siquiera son capaces de vaciar la mandanga en sanitarios Roca.

Pero sí, son mejores que los nigerianos o los peruanos que vienen a trabajar en la obra, que los argentinos que montan negocios, que las senegalesas que hacen trenzas en el Paseo Marítimo o que los chinos. Manda huevos lo que hay que oír, y manda huevos lo que hay que ver, y sobre todas las cosas manda huevos la diferenciación entre racismo y xenofobia. Pues lo digo bien alto y claro: los únicos extranjeros que sobran en la Costa del Sol son los de esa Europa blanca y civilizada que tantísimo asco me dan.

(Obviamente estoy hablando de un sector de ellos, de esa "basura blanca". También hay gente que se esfuerza para no convertir la costa en una nueva Brighton un poco más barata)



Ah, nueva tira de Iron Mango, esta vez doble y con componente sexual. Uuuuuuuuh.

---

Y una postdata para el señor Alfredo Álamo: te odio. Sí señor, te odio. Ahora soy un artista de Rock Moderno en Barcelona, con carisma terrible y aspecto desagradable. Ayer me olfateó un hámster, y hoy un beagle. Tengo una reserva para dar un concierto en la sala Apolo dentro de dos días, pero nadie ha comprado una entrada. Una pena porque pensaba introducir, entre canción y canción, musiquita de videojuegos.

Joer, tú ya sabes de lo que estoy hablando. Y yo también sé el motivo del odio: me has quitado media hora más al día, buah.

(Él me entenderá. Y vosotros también si tenéis la desgracia de leer el último comentario que el señor Álamo dejó en este blog)

5 comentarios:

Alfredo Álamo dijo...

Lo sabia... ¿no imaginaste nada al escuchar mi risa maligna?
A ver si me pongo al día en una semanita...

Alfonso Merelo dijo...

Emmmmm...
¿A ti no te caen bien estos inlgese, verdad? O será mi impresión :)

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Alfredo: ta de puta madre el juego, no te creas. :P

Alfonso: no, los que menciono yo en concreto me parecen repugnantes.

Stiletto dijo...

Me temo que lo que has descrito es la forma de vida en Irlanda y Reino Unido (quitando que aqui no van en bañador y chanclas, aunque las chicas si van en chanclas pero porque es verano aunque llueva a mares y haga frio, pero es verano). No conozco a los britanicos pero los irlandeses no suelen ser muy racistas (porque ellos son los primeros que emigraron cuando tuvieron que hacerlo) excepto con los polacos.
me sorprende que cuando un extranjero va a su pais, se le puede acusar de no integrarse y ellos hacen exactamente eso, aunque van solo de veraneo...

Anónimo dijo...

Hi!
You may probably be very curious to know how one can manage to receive high yields on investments.
There is no need to invest much at first.
You may commense earning with a sum that usually goes
for daily food, that's 20-100 dollars.
I have been participating in one company's work for several years,
and I'll be glad to share my secrets at my blog.

Please visit my pages and send me private message to get the info.

P.S. I earn 1000-2000 per daily now.

http://theinvestblog.com [url=http://theinvestblog.com]Online Investment Blog[/url]

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...