miércoles, noviembre 05, 2008

No lo dudéis ni un momento

Dicho por McCain tras saberse perdedor:

"Le admiro, es todo un hito, con un especial significado para la población afroamericana que hoy debe estar especialmente orgullosa. Estoy convencido de que EE.UU. ofrece oportunidades para todos los que perseveran y el senador Obama también lo cree. No queda duda de que la elección de un afroamericano para la presidencia de los EE.UU. ha cambiado la historia. Ahora somos la nación más grande de la tierra."

No lo dudéis ni un momento: McCain no es Bush. McCain, para cualquiera que lo haya seguido, es el Gallardón de Arizona. Desgraciadamente eligió como compañera de viaje a la Ana Botella de Alaska. Sin Palin otro gallo habría cantado, eso es seguro.

Porque la balanza la ha desestabilizado Palin. El tándem Barack Hussein Obama Junior y Joe Biden es equivalente a caballo ganador en cualquier turf que se precie. Obama representa la emotividad, el cambio, lo nuevo, lo especial. Biden es un perro viejo muy preparado, un "bueno para todo" que de vez en cuando mete la pata pero sin estridencias. Juventud y sabiduría a la par, eran una pareja por la que apostar.

McCain es un político con mayúsculas, pese a ser republicano en el país en el que los republicanos son los malos. El más moderado de los suyos, el más ecologista, el más centrado. Pero alguien lo tachó de viejo y él se resintió. Tanto tanto que eligió a una extremista desconocida como segunda de a bordo. Porque todo lo que el bueno y viejo McCain tiene de razonable y comedido lo tiene la "jovencita" Palin de radical y exaltada. ¿Una imposición de su partido? Probablemente dados los antecedentes de McCain (no precisamente el mejor amigo de Bush). De ser así el Partido Republicano ha privado a los Estados Unidos de un muy buen presidente. Porque no me cabe duda de que McCain habría sido un presidente mil veces mejor que ese fantoche de George W. Bush. Y que Ford, y que Nixon, y que Reagan. Y que, si me lo permitís, Clinton. El mejor presidente en treinta años, que se dice pronto.

Ahora es el turno de Obama, un señor con indudables capacidades pero que va a tener que trabajar el doble para demostrar que no es uno del montón. Porque lo van a mirar con lupa, claro. Suerte que él no tiene a Sarah Palin, suerte que su contramaestre es Joe Biden, uno que habría sido un digno adversario de McCain pero que va a acabar siendo el vulgar lugarteniente de un advenedizo que, no obstante, nos llena de expectativas. Y supongo que ahí radica el quid de la cuestión: ningún votante en su sano juicio da un duro por un (casi) octogenario o por un afroamericano carne de cañón. Así que muchos de los votantes han mirado más a la vicepresidencia que a la presidencia, y esto ha sido determinante: comparar a Joe Biden con Sarah Palin es como comparar, tal y como se dice en Graná y en otras partes de este tremendo sur, a Dios con un gitano.

Pero en todo caso, hoy es un día que pasará a la historia. Y hemos estado ahí.

8 comentarios:

Jorge B. dijo...

jejejej, el gallardón de Arizona, jejejejeje

Anónimo dijo...

Victor has acertado, Mc Cain la cago al elegir a la Miss Alaska.
Mariano

Juanma dijo...

McCain me cae bien. Parece un tío legal pero muy mal aconsejado.

Por cierto, no traga a Bush desde que, en en las primarias republicanas de 2000, el bueno de George empezó a esparcir rumores chungos sobre si McCain era homosexual, sobre si tenía una hija negra ilegítima o sobre si volvió tarado de Vietnam. Bush ganó la nominación y la presidencia. En una convención del partido, Bush se le acercó, le puso la mano en el hombro, le dijo "No hagas caso a lo que andan diciendo que he dicho", McCain le respondió algo así como "No me vengas con gilipolleces y quitame la mano de encima".

Un buen tipo que ha tenido la mala suerte de competir por un imposible. Y, aun así, casi gana.

Pero prefiero que haya ganado Obama.

Alfonso Merelo dijo...

Pues McCain se ha portado muy bien en su derrota. Obama me da un no se qué de repelús. Su voz, su lenguaje corporal no me terminan de convencer. Sin duda es increible que un negro esté en la Casa Blanca, yo hubiera preferido a Hilaria. Pero meintras que no me dejen votar a mi presidente del mundo, que les den morcilla a todos.

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Curso práctico de como sacar frases de contexto (I):

"Sin duda es increible que un negro esté en la Casa Blanca, yo hubiera preferido a Hilaria"

Jajajaja, no sabía que fueras tan racista, Alfonso. :D

Cocó Violante dijo...

Gran noticia la de hoy. ¿Cómo se sentiría Martín Lutero Rey? (me mola eso de traducir nombres jejeje)

Gorinkai dijo...

El problema es que todo el mundo está tan pendiente del color que prácticamente todo lo demás está pasando a segundo plano. Y no es eso.

__uLiSsEs__ dijo...

McCain es el gallardón de Arizona, jajaja, y la Palin, ¿quién es? La espe de Alaska (aunque me recuerda más a Paris Hilton), XD. Me gustaba más la susodicha Hilaria, porque tenía una impecable trayectoria a favor de los derechos homosexuales y con Obama no estaba demasiado claro. Además, las opciones demócratas eran una mujer o un negro (jajaja, ya era hora de que llegase alguien a la Casa Blanca que no fuese "blanco, anglosajón y protestante"). Es laudable cómo se ha mostrado McCain después de perder las elecciones, con un impecable talle político (es significativo el gesto que hizo para callar a la gente a abucheaba a Obama en su discurso y cómo los miraba).

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...