jueves, abril 02, 2009

Y ya no hablo más de deporte en una temporada

-Lo primero es mencionar el doble enfrentamiento España-Turquía de fútbol en los últimos días. Creo que ha llegado el momento definitivo de afirmar que la selección española ya se cree grande. Han sido dos partidos en los que han jugado francamente regular y, sin embargo, los han sacado adelante. Y el rival no era manco, precisamente. Eso es algo que históricamente le faltaba a la selección: mordiente, auténtico espíritu competitivo. Con Clemente o con Camacho me apuesto lo que queráis a que, con un 1-1 en Estambul, se habrían dado por satisfechos. Ahora no, ahora siguen empujando. Se creen ganadores, y eso es lo maravilloso: jueguen mejor o peor, ya no sientes vergüenza ajena.

-En baloncesto, estoy francamente cabreado con el CB Granada. Para este viaje no necesitábamos tantas alforjas. Estamos haciendo lo de siempre, ilusionar para luego bajar los brazos cuando nos sentimos salvados. Otra vez nos toca pasarlo mal las últimas jornadas de Liga. Pero eso es lo de menos: somos un equipo que, ahora mismo, estamos llamados a ser unos segundones. Y es una lástima porque creo que equipo hay, y de sobra, para estar entre los ocho primeros. Lo que falla es la actitud.

-En Fórmula 1, pues está claro que Brawn F1 y Toyota van a estar unas cuantas carreras arrasando. Es una novedad que Ferrari y McLaren vayan mal, pero habrá que ver cuanto dura esto y, sobre todo, si de repente no se invalidan todos los resultados de las primeras carreras y la clasificación da un vuelco (aunque no está de más mencionar que Ross Brawn es el mejor en su trabajo).

Y punto. Ya no digo más.

1 comentario:

Juanma dijo...

El mundial de F1 se decidirá entre McLaren y Ferrari, pero de momento estamos viviendo la ilusión de ver hasta dónde llegan Trulli o Button (y Nico Rosberg, no nos olvidemos de Williams). Pero al final, cuando todos tengan difusores, Hamilton se pondrá las pilas y estará en lo más alto. Espero que eche de menos los seis puntitos que se le han escapado por tramposillos.

Gane quien gane, este mundial es de mero trámite. Lo divertido va a llegar cuando Vettel y Kubica tengan un coche competitivo. Ahí se le habrá acabado el chollo a Hamilton.

¿Alonso? Algún mundial más sí que va a ganar, pero no creo que vaya a ser en Renault. Todavía debe de estar dándose de cabezazos por no haberse ido con Brawn cuando le tiró los tejos hace dos años...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...