sábado, diciembre 12, 2009

Nueva entrada

Hay mil cosas gloriosas que hacer antes de morir
pero ninguna es gratis. Ese es el problema.

El encabalgamiento es excesivo,
hay un aneurisma dentro de mí
conviviendo con el cáncer de mi hígado
y el pleonasmo que siempre me ronda.

Bucle. Bucle. Bucle
infinito.

Moriré siendo un poeta maldito
(lo siento pero no será así, moriré siendo nadie)

Moriré siendo un escritor proscrito
(o algo parecido a un paria sin royalties que cobrar)

La única verdad es que vivo sin vivir en mí
y muero porque no muero
y miles de jerigonzas sin sentido
que el DRAE no comprende.

(Cientos de indistintos dolores me rondan como ratas alrededor de un cadáver)

3 comentarios:

Cocó Violante dijo...

Taaaaan metaliterario. Parece una de esas canciones de Sabina donde las referencias externas son infinitas. Con la diferencia de que en ti surgen desde la ironía :P

V dijo...

Más bien desde la ginebra, ay. :D

Cocó Violante dijo...

¡Viva la ginebra!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...