sábado, febrero 28, 2009

Muchas ganas de sábado

Y es que voy a hacer un poco de guía turístico de esta parte de la Costa del Sol. Mis planes son visitar Mijas Pueblo (hay que diferenciarlo de Mijas Costa, que es donde vivo, una ciudad de cincuenta mil habitantes censados, que seremos más, que no tiene absolutamente nada reseñable que ver), el Puerto Deportivo de Fuengirola, el Castillo Suhail y el Parque de la Paloma de Benalmádena (que tiene muchos animalitos, que siempre alegra eso). Y, claro, los pubs ingleses de Fuengirola, los mesones andaluces de Fuengirola, el... sí, "el lo que sea" de Fuengirola. Y fíjate que, bien mirada, Fuengirola es fea de narices. Pero, si te pilla un buen día, hasta le coges el punto.

Sobre todo si antes te has tomado unas cuantas pintas en el Toocan o el Pig´n´Whistle, claro. Que si no, no hay manera.

PD: Estoy preparando una serie de posts dedicados a las nuevas lolitas del cine, la televisión y la moda. Aviva Farber y demás, que hay que explicarlo todo...

viernes, febrero 27, 2009

Crear Editar entradas Moderación de comentarios

¿No es un poco ridículo todo esto de los blogs, el Facebook, el Tuenti, el Twitter o el MySpace? Al messenger y al e-mail todavía les encuentro una utilidad, pero al resto... de verdad que me cuesta.

No obstante, mejor no remar contracorriente. ¿Verdad?

miércoles, febrero 25, 2009

Un blog a tener en cuenta


- Mayor logro personal posible en una oficina.

Extraído de mi último vicio, el blog Nimias Cosas Mínimas. Sonrisas aseguradas, lo juro.

martes, febrero 24, 2009

¿Caja única andaluza? ¿Y qué pasa con Castilla-La Mancha?


El mapa indica, a grosso modo, las actuales cajas de ahorro andaluzas (aparte de las diferentes Cajas Rurales, muy numerosas, especialmente Caja Rural de Granada y Caja Rural de Jaén) y sus ámbitos principales de actuación. Mencionar que Unicaja surgió de la unión de las Cajas de Ahorros o Montes de Piedad de Málaga, Almería, Antequera, Ronda y Cádiz, y que Cajasol, la benjamina de las cajas andaluzas, es fruto de la fusión reciente de El Monte y Caja San Fernando (o sea, que engloba a cajas de ahorros de Sevilla, Huelva y Jerez de la Frontera). Por tanto, que ningún jerezano se me ofenda porque sea el logo de Unicaja y no el de Cajasol el que aparece en la provincia gaditana.

Las fronteras, de todas formas, están para romperlas: me da la sensación de que Caja de Jaén no es, en la provincia homónima, la caja de ahorros principal: la mayoría de los jiennenses que he conocido pertenecían a la Caja Rural de Jaén o a Caja Granada (tengo la sensación de que Caja Granada es, de hecho, la mayoritaria no sólo en Granada sino también en Jaén).

Dentro de Andalucía las cajas de ahorros con más sucursales son, sin duda, Unicaja y La Caixa. Otras entidades como Bancaja, Caja de Madrid, Caja Mediterráneo, Ibercaja o Caixa Catalunya están bien implantadas (lo que viene a significar, más o menos, que se pueden encontrar fácilmente sus sucursales en las capitales de provincia). Dentro de las cajas netamente andaluzas, las más numerosas son, después de Unicaja, las de Cajasur (al menos en Andalucía Oriental, ignoro cómo está el tema en la parte occidental de la comunidad). En Granada capital, por poner un ejemplo concreto, yo diría que Caja Granada, La Caixa, Unicaja y Cajasur pueden suponer fácilmente el 90% de las sucursales ahorristas, tal vez más. Yendo a otro ejemplo concreto y mucho más reducido, el de mi actual barrio (un barrio de unos 50.000 habitantes perteneciente a Mijas), tenemos Unicaja, Cajasur, La Caixa y Cajasol. También un Banco de Valencia, algo que me llena de preguntas.

Al grano: llevamos tiempo oyendo lo de las negociaciones de una Caja única andaluza. Se escuchan muchas milongas tales como que Cajasur (la caja del obispado cordobés) se opone, que a Caja Granada no le gusta la idea, que la Junta de Andalucía (pese a que es Unicaja la mayor de las cajas) quiere que la sede esté en Sevilla y no en Málaga... Ahora el Banco de España nos sorprende dando el beneplácito a la fusión de las cajas andaluzas. Ah, pues vale, ahora sólo hay que poner de acuerdo a cinco entidades parcialmente dirigidas por políticos. Podemos esperar sentados.

Lo único cierto es que Unicaja está a punto de fusionarse con Caja Castilla-La Mancha, lo cual plantea una duda: si partimos de la base de que esta fusión es segura (a estas horas segurísima, diría yo), ¿será la nueva Caja única andaluza una Caja única andaluza y castellano-manchega? Yo diría que sí. Y eso añade un problema: ya no es sólo la Junta de Andalucía la que tiene que opinar al respecto de la unión, también la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha tendrá algo que decir al respecto.

Lo que yo os diga: esperemos sentados una futura unión de cajas.

lunes, febrero 23, 2009

Dos nuevos proyectos a tener muy en cuenta


El primero de ellos me toca muy de cerca. La página web Lecturalia (http://www.lecturalia.com) puso en marcha hace poco un blog de literatura en el que podéis leer posts de, entre otros, Alfredo Álamo, Raquel Vallés, Gabriella Campbell y un servidor (que, por cierto, está encantado en tan buena compañía). Ya podéis leer algunas aportaciones mías:

-El lector, de Bernard Schlink.
-La duda, de John Patrick Shanley
-Libros para San Valentín: amores perros
-La sonrisa del jaguar: Salman Rushdie en Nicaragua

Las dos primeras no son reseñas al uso, ni del libro ni de la película, sino más bien apreciaciones sobre el trasfondo histórico de las obras: por una parte, la Alemania del Tercer Reich; por la otra, el Bronx neoyorquino. El tercer post es una recomendación de cinco libros poco ortodoxos para el 14-F (porque nadie en su sano juicio le regalaría a su amado o amada un libro de Houellebecq... o tal vez sí). La cuarta vuelve a ser una aproximación histórica, esta vez del viaje que el autor anglo-indio Salman Rushdie hizo en los ochenta a la Nicaragua sandinista en plena ofensiva de la Contra. Dentro de poco, mucho más (por ejemplo dos posts acerca de los Protocolos de los Sabios de Sión). Seguiré informando.


También recién salida del horno la página de Literatura Prospectiva (en la que no participo pero no me importaría participar, por cierto). Simplemente echando un vistazo a la gente que está detrás de este proyecto (y, lo más importante, a sus intenciones) se puede saber que conseguirán convertirse en un referente para todos los que nos declaramos aficionados a la... ejem... literatura prospectiva. Que sí, que sí, prospectiva.

viernes, febrero 20, 2009

Culo veo, culo quiero: Madrid quiere Fórmula 1


Lo más gracioso es lo que ha dicho un portavoz del circuito del Jarama, que "con la voluntad política adecuada" se podrían alternar las citas españolas. ¿A quién se lo vas a proponer primero, gracioso, a Barcelona o a Valencia?

Por supuesto, una cosa está clara: si quieren, pueden, que todos nos acordamos de como robó Madrid la candidatura olímpica a Sevilla, ¿verdad?

(El gráfico proviene de http://www.marca.com)

¿Por qué se extingue el manatí y no el humano?


El manatí es un mamífero acuático del orden Sirenia. El nombre científico viene, según la leyenda, de Colón, que al descubrirlos en América y confundirlos con sirenas dijo algo así como que las sirenas en Europa eran mucho más bellas "según lo que le habían contado". Aparte de esta anécdota, los manatíes, unos animales extremadamente pacíficos, están en peligro de extinción, en parte por su imbecilidad supina, en parte por la acción humana.

El hombre, en cambio, un animal agresivo y territorial, no sólo no se extingue sino todo lo contrario: la superpoblación ya hace tiempo que dejó de ser un problema porque, simplemente, ya hemos superado el punto de no retorno. Siendo pesimistas, ya no hay marcha atrás (a no ser una guerra que acabara con un porcentaje amplio de la población humana mundial). Si el problema fuera tan sólo la territorialidad y la agresividad sería subsanable. Son muchos otros los factores que explican no sólo nuestra hegemonía, sino también nuestra capacidad para destruir y sobrevivir.

La foto que inicia el post me impactó: tres soldados del Tercer Reich, siendo uno al menos de las SS, jugando con un gatito. Tal vez tuvieran gatos esperando en sus casas, junto a sus esposas que ya se creían viudas, y ese jugueteo de diez minutos con el minino fuera una reminiscencia del hogar que añoran. Tal vez es que, simplemente, les gustaban los gatos aunque nadie los esperara en Bielefeld, Francfort o Berlín. Puede ser una foto propagandística, por supuesto, pero lo más probable es que, en una guerra, los pequeños momentos de paréntesis se nos antojan más trascendentes de lo que son; pero no es menos cierto que una especie, la nuestra, que está acostumbrada a la aniquilación (o intento de) por motivos políticos, étnicos o religiosos cada cincuenta años de una parte de la población mundial sigue mostrando sin embargo signos de humanidad incluso entre los más sádicos de los soldados. Una especie así tiene por fuerza que sobrevivir. Por lo menos hasta que no quede ninguno de nosotros.

jueves, febrero 12, 2009

Pobrecicos: mil hooligans ingleses intoxicados en Sevilla


Los excusados del Ramón Sánchez Pizjuán, más rebosantes que nunca (podría, como bético, hacer el chiste fácil, pero lo dejo en el aire): mil hooligans han presentado problemas gastrointestinales antes, durante y, presumiblemente, después del partido amistoso jugado entre la Pérfida Albión y la selección española (a la sazón ganado por los nuestros por dos a cero). Por mucho que la ingesta de cerveza sea habitual en las huestes isleñas no es menos cierto que se han topado con un enemigo de difícil digestión.

Cerveza Cruzcampo se llama, señores. Ni tiraje ultrafrío ni gaitas: ese brebaje infecto debería ser prohibido cuanto antes. Un millar de hooligans no pueden estar equivocados.

miércoles, febrero 11, 2009

Se mire como se mire


... esto se llama intervencionismo. Que no digo que esté en contra, sólo digo que no es de recibo que nos vendan la moto: si es así, es así. Que digo yo que así podremos atenernos a que Papá Estado va a venir a salvarnos el culo si las cosas van mal.

Ah, no, es que sólo merecen la pena los culos de los banqueros y las aseguradoras. ¡Pues haber empezado por ahí, diantres!

martes, febrero 03, 2009

¿Cuánto valdría...?

Digamos que yo fuera un director de cine y que encima he parido un guión que se sale. Digamos que consigo que alguien se interese en mi película y digamos también que por un casual me pregunta si he pensado en alguien para los papeles protagonistas. De repente le pongo sobre la mesa un puñado de nombres que, ellos solitos, suman un Oscar (más seis nominaciones), un Bafta (más dos nominaciones), un premio al mejor actor en Cannes (y una nominación más), cuatro Globos de Oro (y doce nominaciones más), tres Emmy (y ocho nominaciones), un César honorífico... y tres estrellas en Hollywood Boulevard.

(Bueno, vale, y cuatro Razzies, qué se le va a hacer)

Digamos que básicamente le puse sobre la mesa los nombres de Tom Berenger, Willem Dafoe, Charlie Sheen, Forest Whitaker, Kevin Dillon, Keith David y Johnny Depp. Y bueno, también los de John C. McGinley y Chris Pedersen, que no tienen ningún premio importante pero son más que conocidos.

La película existe, por supuesto. Se llama Platoon y, por aquel entonces, ni eran tan famosos ni habían ganado prácticamente ningún premio.

Tampoco es que sea el mejor reparto del mundo, a priori. Depp es el actor más famoso actualmente, ahí ahí con Will Smith. Dafoe y Berenger están acabados. Sheen y Dillon, aparte de McGinley y Pedersen, siguen triunfando en televisión, pero nadie en su sano juicio les ofrecería un papel protagonista en cine. David se ha pasado al doblaje, lo que le ha dado ya dos Emmy. A mí me da igual, yo los contrataba para esa hipotética película.

Claro que no soy Oliver Stone: recapitulando, tres Oscar y ocho nominaciones más, un Bafta y tres nominaciones, un Oso de Oro honorífico, un Oso de Plata, un Emmy, cinco Globos de Oro y tres nominaciones, una nominación a los Grammy, un premio especial del jurado en Venecia... y su correspondiente estrella en Hollywood Boulevard.

Tampoco Oliver Stone es Steven Spielberg, por supuesto: tres Oscar, más uno más honorífico, más nueve nominaciones, dos Bafta, más otro honorífico y siete nominaciones, un premio a mejor guión en Cannes más una nominación a la Palma de Oro, un César honorífico más cinco nominaciones, tres Emmy más cinco nominaciones, dos nominaciones al European Film Award, tres Globos de Oro más ocho nominaciones, un León de Oro de Venecia honorífico... y también una puñetera estrellita. Espectacular los dos, desde luego.

Me preguntaba el otro día una estupidez: como reunir en una misma película a un director y a tres actores o actrices cuyo palmarés sea inalcanzable para cualquier otro trabajo de similares características. Y, un poco al azar, me dije que una película dirigida por Spielberg y protagonizada por Tom Hanks, Jack Nicholson y Helen Mirren sería insuperable. Bien mirado creo que ella no debería haber sido mi primera elección, pero aún así creo que nadie, a bote pronto, podría superar esta terna.

No obstante me sigo preguntando cual sería el cuarteto insuperable de todas todas (Spielberg y Nicholson yo creo que son fijos, pero...).

lunes, febrero 02, 2009

El mono y el espejo

No sé si ha sido una alucinación o un sueño, pero he visto una guerra en un futuro, si bien no muy inmediato, sí al menos sugerentemente cercano. No una guerra entre potencias, una Tercera Guerra Mundial de termonucleares, armas químicas o biológicas, no: una guerra de trincheras, una guerra en cada calle, en cada casa, en cada pasillo y corredor. No estoy utilizando una metáfora, la guerra, la imagen de la guerra, era real.

La actual crisis, preludio del fin de muchas de las cosas que conocemos, bien pudiera ser el germen. Y Europa, la cuna. El american way of life toma como propia la mejor tradición protestante europea: trabajo y superación, la redención por el sudor que cae de tu frente. Innovación. Tras la caída hay que levantarse. Lo principal: nadie te va a regalar nada, tienes que ganártelo tú (incluso el Cielo). El european way of life, en cambio, ha tomado los peores vicios de las rancias democracias francesa e inglesa y actualmente el epítome del ser europeo es el funcionariado. Es lo que se prima, no la creación de empleo privado, sino la fagocitación por el empleo público de todos nuestros jóvenes con estudios.

Nuestras universidades hace tiempo que no forman a personas sino a futuros funcionarios. En una buena parte de las carreras universitarias todos los alumnos aspiran a serlo ya que el sistema no les deja alternativa, ya sea para ejercer la docencia o la investigación. En los institutos ocurre algo muy parecido: la mayor parte de los que concluyen sus estudios secundarios sin intención de continuar su formación más allá lo hace con su vista puesta en convertirse en funcionario del Estado, la Autonomía, el ayuntamiento local. Europa estará cada vez más endeudada pero no puede atacar al funcionariado porque, de quererlo, este puede paralizar el sistema a una llamada de los sindicatos.

Al contrario de lo que predijo Ballard, la futura guerra no la hará esta clase media adormecida de funcionarios y futuros funcionarios: los únicos que pueden tener la motivación de empuñar un arma son aquellos que no tienen nada que perder o que no tienen un fin último que alcanzar, cosa que no ocurre con los millones de opositores y funcionarios europeos. Las armas las alzarán las clases medias y bajas provenientes de la pequeña empresa, de la hostelería, de la construcción, todos aquellos que una vez tuvieron y que ya no tienen. Muchas revoluciones se hicieron por los que no tenían nada y deseaban alcanzar algo, ya fuera mejores condiciones de vida, la libertad, más dinero o menos penurias; más peligrosos son, en cambio, los que sí han disfrutado de un nivel de vida adecuado y que, de repente, son privados de él. Saben por qué están luchando, saben lo que quieren, exactamente lo que quieren. Sólo les falta saber que, si quisieran, si pudieran mover los hilos, los desharrapados les secundarían. Sólo les hace falta eso, motivación.

Europa es un mono mirándose a un espejo, sorprendido de su reflejo. Una guerra civil está en ciernes, con un ejército comandado por autónomos en quiebra y parados sin formación válida endeudados hasta las cejas, muchos de ellos provenientes de países del Tercer Mundo a los que ya no pueden ni quieren volver.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...