martes, julio 06, 2010

Los ojos del Guadiana

La historia es simple, sencilla, común,
un cuento de viejos que tejen madejas de conversaciones
mientras los jóvenes huyen de los campos de sus ancianos.
Es la vida. No hay más.

Igual que ellos huyeron, nosotros huiremos veloces
con la vista puesta en nuestra espalda,
con los pies afilados, con la lengua
presta a desafiar a nuestros abuelos.

¿Y qué más dará si nuestros vacíos yermos están
enteros, llenos, brutos, colmados
de lo que nunca podremos obtener, de lo que nunca
podríamos siquiera desear tener?

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...