lunes, noviembre 22, 2010

(6017 no leídos)

Es tatuaje
y también veneno.
Me hace sonreír algunas mañanas
me frunce el ceño de madrugada
me embelesa
y aturde

Un correo electrónico
sería una fiesta en mi cabeza
aunque fuera spam
(alargue su pene)
Al menos su nombre impreso en la pantalla
junto al mío

Saber que existo
más allá de la frontera
de la columna que nos separa
de los apuntes garrapateados
del frío del domingo a solas

Saber que existo
a golpes con la realidad
(y su pelo)
remando en dirección contraria
para hacerme notar, para
(su pelo, siempre su pelo)
transformar la realidad
colocándola en un
eje de abcisas
y ordenadas
que le dé un valor estricto
a mi puta cabeza.

6017 mensajes no leídos. Y ninguno de ella.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...