miércoles, diciembre 01, 2010

Algo (y tres)

Idiota.

Lo atesoraste con esfuerzo,
con cariño,
y esmero,
y paciencia de alquimista.

Lo guardaste de miradas ajenas
(luego lo mostraste por placer).
Lo acariciaste hasta saciarte,
y erigiste aras en su honor.

Ahora, en los altares,
quemas ídolos de oro,
cantas salmos de cultos
extranjeros e infieles.

Miras los ojos del cordero,
te sorprendes de la osadía,
ríes,
y vas presto a la mutua destrucción.

Mutua destrucción.
Ni siquiera será una guerra pía.
Ni siquiera habrá un vencedor.

Ni siquiera habrá una palabra de amigo
que te salve de ser considerado un
auténtico
genuino
verdadero
y grandísimo

idiota

3 comentarios:

Luchin dijo...

Que duro

Cocó Violante dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cocó Violante dijo...

No insultes, Víctor, está mu feo :P

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...