lunes, noviembre 22, 2010

Escalando el Matterhorn en un día tenebroso (aguanieve y frío que cala los huesos)

Qué de cosas que contar a los nietos que nunca nacerán:

Yo lo escalé por la ruta difícil
(la que da al norte
la que siempre está impracticable;
si viajaras más entenderías de lo que hablo)

También podemos
simplemente
gritar "¡puta!" en el lecho de muerte
y romper el embrujo
del casto padre de familia
sin seguro de vida pero mucha suerte

(dos coches en el garaje comunitario,
un pisito en la playa,
la colección de sellos)

Es más efectivo un testamento
asegurando felicidad extrema
para herederos que no te recuerdan:
toma mis sellos, toma mi Hispano-Suiza impoluto,
también el felpudo de tu nueva casa:
ahora
méate en ellos
que a mí me da igual.

Vomita sobre ellos
y sobre mi recuerdo.

No importa.

Yo lo escalé por la ruta díficil:
sé que no quieres escucharlo,
que no te importa

pero
lo
hice

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...