jueves, diciembre 30, 2010

Ley o moral

Un charco en la carretera
y nuestro reflejo en él.

Yo
sosteniendo un cuchillo
a la altura de tus muñecas.


abrazándome despacio,
llorando a los hijos que nacieron muertos.

Y ellos siempre presentes,
observando
y riendo
nuestra desgracia.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...