miércoles, agosto 11, 2010

Quién

¿Quién me iba a decir
que echaría de menos
tus pantorrillas flácidas,
tu culo inánime?

Pero tu boca contiene el veneno
de mil escorpiones hambrientos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...