sábado, enero 22, 2011

El gato y el ratón


Me siento cazado.

Orbes marrones circundándolo todo
con voracidad extrema,
con el ansia en nuestras frentes perladas
de sudor
manos sujetando espadas mudas
lenguas quietas, mojadas pero quietas
afiladas como palabras
en voz baja dichas.

Soy libre, escucho.
Ha terminado.
Y lo deletreo mentalmente
usando tu voz como plantilla

Y tu deje campesino retumba
cuando el sueño apenas me ha abandonado.

Es mentira todo
golpe de realidad, fiereza
somnolienta:
no, no soy libre
no eres libre
no somos libres, ni lo seremos.

Replico, dedico odas a mi libertad tránsfuga
y los orbes marrones me acechan
garras grises aprisionando una cola
invisible
desgarro
en mi yo más sencillo y quieto
(como una lengua muerta
dentro de un paréntesis de vida)

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...