domingo, febrero 06, 2011

Fuego de cobertura


Dando un paso atrás
para observar en silencio
una batalla a cuchillo,
las venas del cuello a punto de explotar
derramando incienso en tu boca.

Tras la primera sangre lloras,
repites mentalmente no soy yo no
soy yo, eres tú
tú el que clavó la flamígera cerca
muy cerca
del que late y hiede.

Y cómo llora ese niño
y la madre de tu madre
alimentados con bellotas tiernas,
paraísos artificiales
en habitaciones compartidas
un lugar en el armario en donde guardar el vodka
con las recetas del psiquiatra
y repites mentalmente no soy yo no
eres tú, tú el que me vuelve
loca
francotirador inquieto,
floresta de sentimientos,
ladrón, amante, amigo,
asesino de ojos.

Odio infinito cuando escucho
el mensaje a dúo en el contestador automático.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...