domingo, febrero 06, 2011

My ugly boy


Si la navaja del barbero cercenara
algo de su cara,
imagen y semejanza de Cristo, o del Che,
o de tu padre todopoderoso que lo sabe domina controla
todo
efigie de cristal observando tu fealdad
la calvicie
el hedor de tu boca sucia, de tus pies fríos.

Y serías perfecto en unas calles oscuras de invierno
con sonrisa torcida y cicatriz reciente
invitando al verano con manos que hacen gestos
al invisible público que aplaude
un precipitado final de función.

---

No, no eres feo. Si supieras lo que sufro por ti...

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...