jueves, marzo 10, 2011

El campesino


El campesino cuidaba sus campos
y con la cosecha llegaba al mercado,
y todos querían comprar de su fruta
porque era más rica y era más pura,
más rica y más pura,
más rica y más pura.

Pero este hombre tenía un deseo,
quería un ciprés que llegara hasta el cielo.
Y por más que quiso ninguna semilla
nació de la tierra, no tuvo ciprés,
como ves no tuvo ciprés,
como ves no tuvo ciprés.

Pero aquel día, al volver del mercado,
sus ojos se abrieron desorbitados,
pues junto a su casa crecía un ciprés,
un bebé de ciprés, un proyecto de árbol.
Y el campesino lloró de alegria,
tenía un ciprés y a su sombra estaría
el resto de su vida,
el resto de su vida.

Pasaron los años y el ciprés crecía,
y un día veréis que las raíces del ciprés
se clavaron en la casa y los muros
que se torcían por la fuerza
de las ramas y la casa se caía,
se caía, se caía.

¿Cómo lo ves? ¿El ciprés o la casa?
La casa, el ciprés, dime cómo lo ves.
¿Seguir en tu casa o con tus deseos?
Tendrás que elegir, dime cómo lo ves.
¿La casa o el ciprés?
¿La casa o el ciprés?
¿La casa o el ciprés?
¿La casa o el ciprés?

---

No conocía esta canción de Niños Mutantes, escrita por Juan Alberto Martínez, que apareció en el EP "Capitán Cobarde, Oso Polar y otros cuentos". No puedo sacármela de la cabeza...

Si tenéis Spotify podéis escucharla aquí:

http://open.spotify.com/track/6WBa1qzLzcGmSOmZprJCvM

1 comentario:

Una Resaca Cualquiera dijo...

La escuchare, tiene buena pinta...!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...