lunes, marzo 28, 2011

ViiiViiiV


No servimos para estar atados, ni sueltos,
agarrados a abrazaderas metálicas
(el vacío a nuestros pies,
mil arneses sujetando nuestros cuerpos-desecho)
ni siquiera al cruzar la calle,
las manos asidas con esperanza
(llévame sano y salvo al otro lado
y te recompensaré con un beso)

1 comentario:

Una Resaca Cualquiera dijo...

Somos fragiles
No cabe duda

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...