domingo, julio 24, 2011

Alfa Zulú


Llevándote de la mano a un bosque de espejos,
negligentes miradas saltando de un tronco a otro.

Espera un minuto, espera
dos tres cuatro
ahora
ahora es el momento justo ahora ya
con la serpiente enroscada en tu calavera
y la boca seca de llamaradas de azufre
y el orto vacío de espacio
y un movimiento abrupto bajo las suelas.

Un reptil quebradizo de orgullo y nombre
con sanguijuelas de antebrazo en la corona de espinas
te llama por tu nombre
dilapidando cada sílaba con su entonación cavernosa
de murciélago roto, de juguete osado.

Tú, susurra, tú que siempre lloras ríes maldices y presumes.
Tú, exclama, el que asesinas corrientes de agua en los canales quietos.

Eres el que muere, eres el que odia,
también el que está hecho de hueso y yodo.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...