miércoles, noviembre 16, 2011

Analogía

Tenía una analogía genial entre todo el caos alrededor mía y la razón por la que perdió el Eje la Segunda Guerra Mundial, pero la mayor parte me la dejé en el autobús, olvidada en las ventanas laterales en donde la escribí aprovechando el vaho de la mañana.

Arte efímero e ideas efímeras.

Pero es evidente que Alemania perdió la guerra por dos razones principales: la primera, por falta de paciencia. La segunda, por ir de la mano de aliados incapaces o incómodos.

La paciencia, ay, la paciencia: si Alemania hubiera esperado a 1940 o 1941 para empezar sus planes de conquista habría arrasado completamente el continente. Para entonces ya habría tenido material bélico de sobra, sus hombres habrían contado con muchos meses más de entrenamiento y, lo principal, las reservas de carburante y alimentos habrían bastado para la contienda. Material bélico y entrenamiento ya tenían, pero nunca están de más; sin embargo, el tema del carburante y los alimentos fueron decisivos, pues cuando aún no estaban dominados los enemigos occidentales (el Reino Unido todavía resistía) se vio empujada a la conquista del Este para hacerse con los campos de cultivo y las refinerías soviéticas. La guerra se perdió ahí. Pero también fueron determinantes los aliados del Eje: por un lado, Italia demostró ser un lastre, lanzándose en campañas estúpidas y poco relevantes para los alemanes. Pero una vez que abres un frente tienes que ganarlo si no quieres perder la posición estratégica inicial, por lo que Alemania desperdició material humano y bélico en lugares como África o Grecia para enmendarle la plana a Mussolini y el resto del inepto Estado Mayor italiano.

Y lo de Japón tampoco ayudó, por supuesto. Sin Japón en el tablero de juego, los Estados Unidos habrían tardado tal vez demasiado en animarse a unirse a la partida.

Si hay que ir a la guerra, hay que hacerlo en el momento justo. Y aunque suene a perogrullada, mejor solo que de la mano de aliados que sean más un incordio que una ayuda.

Si vis pacem, para bellum, que siempre gusta acabar con un latinajo.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...