martes, mayo 31, 2011

El movimiento se demuestra andando

Toda revolución necesita un héroe, diez mártires y cien villanos. Empezad a hacer cuentas para ver qué vais a ser.

viernes, mayo 27, 2011

Pero... pero... pero...

¿De qué cojones tengo miedo?

Se suponía que saldría de mi cabeza desde el momento en que no tuviera nada que perder, pero ahí sigue, rondándome con una sonrisa...

sábado, mayo 21, 2011

...

Hace apenas una hora el Granada CF se clasificó matemáticamente para el play-off de ascenso a Primera División. Aparte de todo esto, desde el domingo ando muy emocionado con todo lo que está pasando en las calles y plazas españolas. Estoy muy contento por todo pero, a la vez, triste de no tener realmente con quien celebrarlo. Yo me entiendo.

miércoles, mayo 18, 2011

Y vosotros tan callados


Os lo confieso, estoy francamente decepcionado con mucha gente de mi entorno, gente rondando (si no superando ya ampliamente) la treintena, desempleados, en trabajos de mierda, autónomos que no llegan a fin de mes, o incluso funcionarios mileuristas (¿es que os creéis que todos los funcionarios viven como rajás?). Muy decepcionado. Están observando lo que está pasando estos últimos días y callan. Como si no fuera con ellos.

No pasaría nada si fueran de esa clase de gente, que también la hay en mi entorno, que es feliz con lo poco que tiene. Pero no, la mayoría son de los que luego, en petit comité, se quejan amargamente de lo mal que los trata la vida a nivel laboral. Pobrecitos ellos, que viven de forma precaria y sufren la coyuntura de una crisis que han provocado otros. Pobrecitos ellos cada vez que el banco les cobra la comisión de mantenimiento, cada vez que tienen que sacar dinero en un cajero que no es de su entidad y les clavan una comisión abusiva, cada vez que les suben la hipoteca. Pobrecitos ellos cuando ven cómo se convocan oposiciones con requisitos que sólo cumple el sobrino del alcalde. Pobres.

Ahora callan, callan como putas, como se dice vulgarmente. Como si no fuera con ellos. Se seguirán quejando en privado, pero miran las noticias, o navegan por internet, y no quieren ver que lo que está pasando les afecta. Que toda esa gente que acude a manifestaciones, o que acampa en diversas ciudades de España, lo hace también por ellos. Que cada golpe que un miembro de las fuerzas de seguridad del estado da tiene detrás a los políticos y banqueros que les joden la existencia.

La mayor decepción de todas, no lo niego, me viene de una parte de mi entorno que se considera progresista y que aplaudió las revueltas en el mundo islámico o en Islandia pero que ahora calla porque sienten que todo esto es un ataque contra el partido político (el PSOE, que hay que decirlo todo) al que ellos apoyan de manera cerril, pase lo que pase. Mi tristeza en este aspecto es infinita: ya es bastante deprimente que nos sigan vendiendo la moto de que hay dos Españas, la de los "fachas" (el PP) y la de los progresistas (el PSOE), y que se siga compartimentando en dos a una sociedad tan múltiple como la nuestra de una forma tan estúpida. Ahora, encima, estos amigos míos "progresistas" no se atreven a reconocer las actitudes fascistas del gobierno actual. Ellos eran los mismos que acusaron de dictador a José María Aznar, por supuesto.

Recapacito, y pienso que si Aznar hubiera hecho la mitad de lo que Zapatero ha consentido en estos dos últimos años, estos mismos que ahora callan habrían montado una revolución. Y me vuelve a invadir la decepción más absoluta.

domingo, mayo 08, 2011

B.I.C.


Vacío.
Cascarón relleno de nada.
Sonrisa, sí, la sonrisa que no falte,
ni una palabra en la boca aullando alegría.
No sueños, no ilusión, esperanza cero,
y la cáscara calentándose con tedio,
y el corazón frío de muerte.

Una salida


Atrévete a decir en alto mi nombre
mientras, abstraído, me alejo del rumbo que marcas.
Puedes asombrarte, si quieres,
cuando vuelva temeroso a tu regazo
sonriendo alegre,
trote, galope, parada
al llegar junto a tu mohín acusador.

Ahora viene la sonrisa que te desarma.
Ahora es cuando te gano en un instante.

(Agua que corre allá abajo
mientras nuestros corazones gozan)

Espejismo nº 9


Con esta luz tenue veo mis nudillos
como copas de balón repletas de ginebra,
transparentes, rotos,
venas, arterias, bombeando
ítems silenciosos del desamor y la mala suerte.

Con un millón de euros podría comprar un infinito puente
que nos uniera en la distancia preciosa
sin que importaran las palabras no dichas.

Cógeme de la mano y espera;
tal vez hoy, mañana, dentro de un año,
te daré la razón, te ataré de nuevo a mis deseos.

Cógeme de la mano y cruza esta carretera
llena de polvo añejo y lujuria inconstante.

Tengo la cabeza llena de palabras vacías
y de nombres de otras que nunca podrán llenar tu ausencia.

--

El título de este poema es, por supuesto, un guiño a mi grupo (español) favorito de todos los tiempos, 091, y a su letrista, José Ignacio García Lapido. Hubo un espejismo número 7, y también un número 8 (la única canción del grupo cantada íntegramente por José Ignacio), y ahora por fin el noveno, mucho más modesto: el mío.

sábado, mayo 07, 2011

P3ZY


Pequeña, frágil, inquieta,
mordiendo un labio que no sangra
ante una adversidad cambiante, efímera.

Tus diminutas manos de diminutos dedos
gesticulan tempestades mudas,
tejen madejas de incertidumbre,
hablan de vidas por venir,
de fotos que te harás con otros,
besos a media luz, entrelazados
dedos con dedos,
instinto con corazón,
mientras unos labios que no sangran
muerden, tiemblan, aman.

domingo, mayo 01, 2011

Gestionar la soledad


Miríadas de celos escabulléndose
con tus ojos infinitos martilleando himnos de guerra

y unos labios coralinos e inmensos

y unas manos translúcidas de alba machacada y sangre

Estoy tejiendo un traje con los suicidios de la madrugada
abotonando maullidos intempestivos
y sudarios dorados
(juventud inconsciente y ebria,
pechos firmes, vientres prietos)

No quiero más saliva que la tuya
saliva de aire, de fuego,
de agua que alivia tempestades
y mareas cautivas en golfos empantanados

Pero ya no hay playa en la que anclar
ni refugio de montaña infestado de gusanos

Acaso una palabra
que sobra
y alivia

Acaso una palabra
para asesinar el tiempo


---

La fotografía es del corto "The curve of forgotten things", del director Todd Cole. Ella es Elle Fanning, una jovencísima actriz que dará mucho que hablar (espero que se aleje pronto de las alas protectoras de Sofia Coppola).

Lo correcto / Ear


No sé qué es lo correcto. Seguramente porque lo correcto es variable. Me explico:

Lo correcto, supongo, sería esperar el fatal desenlace (y los fatales desenlaces a veces traen nuevos principios), pero sin mostrarse inactivo. Estar ahí. Por si acaso.

Por otra parte, creo que lo correcto sería no hacer nada. Marear la perdiz, como se suele decir. No merece la pena el placer si hay daños colaterales.

En tercer lugar, y no menos importante, lo correcto sería actuar. Sin miedo. Cuando no hay nada que perder, ni que temer, no hay dolor que sentir.

Tres formas de enfocar la situación, con palabras clave que resuenan en mi cabeza como tambores ebrios de soledad infinita.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...