viernes, mayo 22, 2015

Nota al pie de página

Y a todo esto
soy el nombre que tú quieres que sea.
Es lo que me distingue de los demás, pero
también es
lo que me separa de forma absoluta de ti.

Somos dos. ¿Lo entiendes?
Únicos en la vacuidad, en lo fatuo, en lo oneroso,
genuinos en nuestra incompetencia.

Administramos veleidades mientras nuestros cuerpos
gestionan lo intrascendente.

La nuca en la orilla del verso,
una mirada a través del espejo,
manos rabiosas bordando verdades.

Mi cabeza ruge,
y tú no estás aquí. 

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...